placeholder
Paola Gómez y Pascale Boucher, cofundadoras de Yanuwa, muestran parte de la oferta de ‘bralettes’  que su negocio oferta a las mujeres. Foto: Armando Prado / LÍDERES

Paola Gómez y Pascale Boucher, cofundadoras de Yanuwa, muestran parte de la oferta de ‘bralettes’ que su negocio oferta a las mujeres. Foto: Armando Prado / LÍDERES

La marca que se sostiene en la fabricación de ‘bralettes’

31 de julio de 2017 16:58

Sujetadores sexis y cómodos son las dos características básicas de un ‘bralette’. Esta es la propuesta de dos emprendedoras y su negocio Yanuwa. La ecuatoriana Paola Gómez y la chilena Pascale Boucher crearon esta marca independiente de lencería. Los ‘bralettes’ son una mezcla de ‘brassieres’ y tops.

Comenzaron con el negocio en noviembre del 2016 , una vez que realizaron su primer ‘show room’. El nombre de esta marca de ropa interior viene de una palabra shuar, que significa mujer estrella.

Gómez explica que una prenda de este tipo permite que las mujeres se sientan cómodas, libres, sensuales y lindas. “Es un cambio de paradigma sobre el ‘brassiere’ común. Antes este se escondía, pero los ‘bralettes’ se muestran y hacen parte del ‘outfit’. Un vestuario normal se puede ver muy llamativo con estas prendas”.

El producto de Yanuwa no tiene varillas, ni ganchos. Únicamente en ciertos casos utilizan copas.

Cuando comenzaron en el negocio ambas mujeres elaboraban 18 prendas a la semana, pero ahora alcanzan 30. Los ‘bralettes’ se fabrican a la medida, según los requerimientos de las clientas.

Sin embargo, también se comercializan en tiendas de diseño independiente, en las que solo se ofrecen artículos nacionales, como Designers Society, Da Vinci Closet y Robot Rock.

Los ‘bralettes’ se fabrican con diferentes materiales entre los que están encaje, licra, cuerina, terciopelo, algodón y más. Carolina Berrazueta es una clienta asidua de este emprendimiento.

“No es un producto que hay en cualquier tienda. El diseño es interesante y está muy de moda. Es diferente, cómodo y se puede usar de diferentes maneras. Me permitió atreverme a usar colores vivos, antes solo usaba el negro”.

Los ‘bralettes’ los pueden usar mujeres con poco o mucho busto. Las emprendedoras hacen un control riguroso de las materias primas para la fabricación, lo que permite ofrecer alta calidad en los productos para las clientas.

Este negocio cuenta con un taller en el que trabajan ambas empresarias, las cuales tienen un ayudante. La inversión inicial para la producción fue USD 1 000, que incluyeron el taller, la mano de obra, fotos, modelos, entre otros.

Durante los ocho meses de operación de Yanuwa la facturación ha sido de USD 5 000. Los productos también se venden en Cuenca y la idea a futuro del negocio es comercializar en Riobamba, Guayaquil, Ambato y Latacunga.

Otras aspiraciones del emprendimiento son exportar y diversificar el producto. Ahora, por ejemplo, ya producen pantis y ‘bralettes’ con motivos andinos en fajas indígenas.

Yanuwa hace talleres abiertos tres o cuatro días a la semana para que las mujeres seleccionen los artículos que requieren. “Las chicas llaman, coordinamos una cita, vienen, les tomamos las medidas, escogen los modelos y en una semana ya tienen los productos en sus manos”, explica Boucher.