placeholder
Ximena Vega Amat. El Comercio de Lima (GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Marcas del alma

Insisto en mi teoría acerca de las marcas y los seres humanos. Las marcas son como personas y así tenemos la obligación de verlas. Por eso hablamos de personalidad y valores de marca. Por eso la gente es capaz de generar empatía o anticuerpos cuando construye vínculos con las marcas.

Otro referente es el caso de nuestra marca país, tomando en cuenta que por primera vez en la historia se realiza un proyecto ambicioso para el Perú. Más allá de la construcción de la marca en sí, y considerando que detrás de las campañas hay una posición ‘marketera’, producida con maquillaje; lo que le da fuerza a esta idea es mucho más grande.

Detrás del concepto Perú hay un sentimiento generalizado de orgullo y amor. Hay recuerdos, experiencias, sensación de pertenencia y fuerza de nación.

Cuando los comunicadores tenemos nombres tan absolutamente valiosos, nuestro trabajo consiste en ser acertados como para transmitir con precisión la esencia fundamental de las marcas, que involucra emociones y sentimientos. En estos raros casos, las marcas son tan potentes, que hablan por sí mismas.

La sola mención del nombre construye automáticamente imágenes positivas en la mente de la gente y generan emociones inesperadas. Y eso solo ocurre cuando las marcas llegan a tener mejores valores y un espíritu más noble que el de muchas personas de carne y hueso.