Marco Calvache
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Las marcas generan pasión en los hinchas

Hoy el marketing deportivo es pura emoción. El hincha le mete pasión, gusto y lógicamente, todo el ‘branding’ de la marca se liga el equipo deportivo y fortalecen una marca más grande que puede ser Liga Deportiva Universitaria de Quito (LDU). Entonces, si yo como empresa me ato a una marca grande y posicionada, sea Liga Deportiva Universitaria o Barcelona, refuerzo mi poder y recordación en el mercado.

Además, la marca adoptará la filosofía del equipo. Una marca que apunta al éxito, al triunfo. Sin embargo, esta estrategia puede ser contraproducente. Así, Banco Pichincha se puede identificar como una marca de la Costa. Además, hilando fino, puede ser vista como una marca que no ha sufrido cambios en 15 años, ya que el equipo (Barcelona), en el mismo lapso de tiempo, no ha conseguido un nuevo campeonato.

Por eso, ser auspiciante de un equipo tiene sus pros y contras. Dentro de los pros ayuda al ‘brandig’ y posicionamiento de marca. El hincha se familiariza con la marca e incluso, internacionalmente, podrá tener visión si su equipo participa en torneos internacionales. Entonces, el beneficio es mayor para la marca y gana más recordación.

Yo sugiero que los contratos para auspiciantes deben ser, máximo a mediano plazo, es decir, dos años. Así podrán renovar y refrescar la imagen. En caso, de que la empresa firme un auspicio a largo plazo, debe buscar renovación de marca para no quedarse estática.

No hay que olvidar que el auspicio debe tomarse como una estrategia de comunicación integral. Es decir, la marca debe hacer ruido publicitario en redes sociales, banners, en televisión, en todo lado. Entre más presencia, mejor para la marca. Así llegará a más clientes y debe analizar los nichos y acoplar su producto a las diferentes localidades de un estadio. Deben llegar a todos los bolsillos de los hinchas para generar pasión.