Foto: Enrique Pesantes / LÍDERES
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Marcelo López, un 'top ten' del sector de las TICS

La evolución del sector de las telecomunicaciones es permanente. El quiteño Marcelo López Arjona lo sabe muy bien, porque desde hace casi un cuarto de siglo es testigo cercano de los avances que ocurren en el mundo de las tecnologías de la información (TIC).

Este esposo, padre y abuelo es el Secretario General de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones de la Comunidad Andina (Aseta), un organismo internacional creado en la estructura del Pacto Andino hace cerca de 40 años. Este organismo con sede en Quito ofrece en la actualidad asesoría, consultorías y capacitaciones a autoridades, órganos de regulación y empresas operadoras de los países andinos.

En su trayectoria profesional, López ha estado vinculado con el sector privado y el sector estatal. Sabe lo complicado que es emprender y conoce de cerca las responsabilidades de ejercer un cargo público. Hoy en día, en Aseta, comparte desde hace 20 años su experiencia en el segmento de las telecomunicaciones.

Por eso, el pasado 1 de octubre recibió un reconocimiento por parte de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) en Ginebra, Suiza. El galardón fue por su contribución al desarrollo de las telecomunicaciones y al profundo cambio que ha experimentado el sector, especialmente en la última década.

"Este reconocimiento se realiza cada 10 años, a las 10 personas que más han aportado para el desarrollo del sector", señala un comunicado de la UIT, entidad conformada por 193 países. En ese grupo se cuentan, por citar dos ejemplos, el Director del Comité Mundial de la Cruz Roja o el Presidente de la Asociación Mundial de Transporte Aéreo. Ellos recibieron este reconocimiento, en una ceremonia que se llevó a cabo en la sede de la UIT, en Suiza.

Brahima Sanou, director de la Oficina de Desarrollo de la UIT, resalta que los cambios logrados en el desarrollo de la vida de la sociedad no hubieran sido posibles sin el soporte y contribución de instituciones, que como Aseta, trabajan con la UIT.

Para López, el reconocimiento fue una sorpresa. "Cuando estuve en la premiación me impresioné. Son personas que han contribuido con la UIT y estar en ese grupo es un privilegio. Fui el único de América".

Este hincha del Aucas y que jugó profesionalmente en el club Sociedad Deportivo España -en los años 50- tuvo su primer trabajo a los 14 años, como una suerte de mensajero en el Ministerio de Relaciones Exteriores. "Siempre busqué desafíos en la vida".

Uno de los primeros retos que enfrentó fue cuando tuvo que decidir entre la Universidad Central del Ecuador y la Escuela Politécnica Nacional. "Escogí la ingeniería eléctrica en la Politécnica, porque extrañamente pensaba que era una carrera más difícil que otras". Luego de su graduación, obtuvo un posgrado en Ingeniería Industrial en el mismo centro de estudios de la capital.

A mediados de la década del 70 montó su propia empresa: Inelin, especializada en la ingeniería eléctrica con la que se conectó con los proyectos hidroeléctricos de Paute y Agoyán, así como con la Central Térmica de Esmeraldas y el Sistema Nacional de Trasmisión Eléctrica.

Su vinculación con el sector de las telecomunicaciones ocurrió en el gobierno de Rodrigo Borja (1988-1992), cuando asumió la Gerencia del desaparecido Instituto Ecuatoriano de Telecomunicaciones (Ietel). "Las telecomunicaciones en el país eran un desastre. Ietel hacía las veces de ministerio, de regulador, de controlador, de operador y era conocido por otorgar líneas telefónicas y teléfonos. Tenía cerca de 8 000 empleados y decenas de sindicatos". Pero no se desanimó y enfrentó el desafío de manejar Ietel.

En su oficina ubicada en la sede de Aseta, en el norte de Quito, López recuerda que participó en la elaboración de unaque sigue vigente; también fue parte del proceso que trajo al Ecuador el modelo de concesión de la telefonía móvil, a inicios Ley de Telecomunicaciones de los 90. Su función en el Ietel terminó en 1992, con el fin del gobierno de Borja, por lo que el proceso de concesión continuó con las nuevas autoridades del gobierno de Sixto Durán Ballén.

Al analizar su paso por la función pública, este padre de cinco hijos y abuelo de nueve nietos, reconoce que fue un trabajo duro y desafiante. Luego de esa experiencia fue designado Secretario de Aseta, cargo al que describe como interesante, porque le ha permitido conocer de cerca el desarrollo extraordinario de las telecomunicaciones a escala global.

El empresario Roberto Peña Durini conoce a este experto de las telecomunicaciones desde hace más de 50 años. Él lo describe como una persona y un profesional de primer nivel, por su inteligencia, conocimientos y personalidad. "Su amistad y su lealtad son sus virtudes permanentes y tengo la gran suerte de contarme entre sus amigos".

Un día de López empieza con una caminata de que le puede tomar cerca de una hora. A las 09:30 llega a la sede de Aseta, en donde permanece hasta cerca de las 19:00. Sus tareas incluyen la preparación de conferencias, así como la asesoría para instituciones privadas y gobiernos de los países andinos. En sus tiempos libres disfruta de su familia y de las plantas que cultiva en la finca que tiene en El Quinche, al este de Quito.

También, colabora en el Directorio de Mutualista Pichincha. Mario Burbano de Lara, exgerente y actual director de estratégico de la entidad financiera, cuenta que conoce a López hace más de 22 años. "Sé de su calidad humana, siempre fue muy capaz y ha sabido manejarse muy bien en sus cargos".

Burbano de Lara, quien también fue titular del Conatel, agrega que en el sector de las telecomunicaciones López es respetado por su dedicación y trabajo. "Ahora, como presidente del Directorio de la Mutualista Pichincha continúa con su vocación de servicio".

Además, sigue pendiente del desarrollo de nuevas tecnologías. ¿Qué se puede esperar de las telecomunicaciones? Él responde que la meta es la teletransportación. "Allí chocan principios, criterios y lógicas. Pero el mundo de las telecomunicaciones es maravilloso. Ya no solo se conectan personas, sino personas con cosas y viceversa. La versatilidad del sector es una maravilla".

UN TÉCNICO CON ALMA EMPRESARIA

Formación. Es ingeniero eléctrico graduado en la Escuela Politécnica Nacional.

Más estudios. Tiene un posgrado en Ingeniería Industrial y una maestría en Alta Dirección Empresarial.