placeholder
Carrión es ingeniero mecánico graduado en la Escuela Politécnica Nacional (EPN). Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Carrión es ingeniero mecánico graduado en la Escuela Politécnica Nacional (EPN). Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Marco Carrión: ‘Los trámites frenan a las mipymes’

5 de noviembre de 2017 10:23

El presidente de la Cámara Nacional de Pequeños Empresarios (Canape) habla sobre la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes). La capacitación, la apertura de mercado, mejores precios, etc., son claves para ello.

Ecuador está en un momento en que busca reactivar su economía, incluyendo la de las mipymes. ¿Qué falta para que estas unidades productivas sean más competitivas?

La competitividad obedece a varios factores, pero uno clave es el costo de los bienes o servicios. Cuando se produce a escala es posible tener precios mejores. Sin embargo, el mercado ecuatoriano es pequeño y eso no es posible. Por ello la salida es exportar.

¿Solo con eso ya se vuelven competitivas?

Hay factores que enfrentamos que tampoco permiten avanzar, en ese sentido. La exportación demanda demasiado esfuerzo de las mipymes debido a la cantidad de normas que deben cumplir. La tramitología es excesiva. Por ello es que dentro del Consejo Consultivo se lo incluyó como uno de los temas a revisar por el Gobierno.

¿Qué le recomendaron al Régimen?

Que se elimine la mayor cantidad de trámites porque estos demandan demasiado esfuerzo, tiempo y dinero. Estamos enfocados en el cumplimiento de estos procesos en vez de volvernos más competitivos.

¿Es el único factor que impide producción y exportaciones competitivas?

No. Está el tema del acceso a mercados. Ahora nos resulta difícil y creo que las embajadas deben ayudarnos a trabajar en ello. Lo que tienen que hacer es ir y buscar nichos de mercado, obviamente con el apoyo privado. Debe haber oficinas inteligentes de mercados, que detecten los productos que se demanda y nuevos destinos.

¿Eso no se ha logrado con las oficinas comerciales?

Eso no se ha dado, todavía no tenemos una institución inteligente en ese sentido. Debería hacerlo el ministerio de Comercio Exterior. En la Cámara recibimos a embajadores que nos vienen a ofrecer sus productos y nos consultan lo que estamos demandando. Ese tipo de acercamientos nos hace falta.

De todas formas las oficinas comerciales existen para ello.

Todavía no trabajan de la mano con las mipymes, que son las que pueden dar un salto, un valor agregado, diversificación de productos, etc. Junto a todo esto hay un tercer factor que impide la competitividad.

¿Cuál?

Falta de personal especializado. Las pequeñas y medianas empresas estamos permanentemente formando a las personas. Muchas se van a las grandes industrias y otra vez volvemos a empezar. Tenemos que capacitar en el uso de máquinas y nuevas tecnologías. Eso para las mipymes es difícil porque representa un alto costo.

¿Qué se puede hacer?

Ahí es donde hay que trabajar con instituciones como el ministerio de Industrias, la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología o Yachay. Deben establecer parámetros de cómo se va a trabajar para transferir conocimientos.

¿Qué sugiere?

Anteriormente había institutos técnicos. Hemos planteado que vuelvan a existir para formar en carreras técnicas, personal que podamos absorber las mipymes.

En el marco del Consejo Consultivo se hicieron 139 propuestas. ¿Cuáles permiten impulsar la competitividad de las mipymes?

Una de las cosas que pedimos fue que no se grave el anticipo al impuesto a la renta (IR) a las empresas que venden hasta USD 1 millón al año. Eso lo volvimos a pedir. Creemos que este tributo no debería cobrarse, porque a renta ganada renta cobrada. Le resta liquidez a las empresas.

Desde las pequeñas empresas se ha solicitado, en diversas ocasiones, que se apliquen salvaguardias, aranceles, etc. ¿Cómo influye esto en su competitividad?

De las alrededor de 4 000 partidas que existen estamos intentando que se revisen 316. Lo proponemos porque no queremos competencia desleal de determinados productos. Hay productos chinos que llegan mucho más baratos y es así porque los costos de producción en ese país son mucho más bajos y tiene fabricación de escala. Ante esto se debe proteger a la industria local y desarrollar productos de mayor calidad.

¿El ecuatoriano debe creer en su industria?

Sí, hay excelente calidad en cuanto a zapatos, tecnología, software, máquinas, etc. El mercado local debe fortalecerse y una medida son salvaguardias, aranceles, que puedan protegernos de productos que, incluso, entran por contrabando. De forma no justa.

¿Las importaciones son malas?

No las de productos necesarios, que tengan calidad, que sirvan para la producción. Y en esos casos hay que liberar de aranceles, principalmente si son materias primas y bienes de capital, necesarios para una cadena de valor.

¿Qué opina de una liberalización del comercio exterior?

No creo que quitando todos los aranceles, todas las salvaguardias, vamos a salir adelante. Se debe aplicar un conjunto de factores.

Del otro lado, ¿cuál sector de las mipymes tiene grandes posibilidades de exportar?


El sector alimenticio. El sector de plásticos tiene un desarrollo importante. La construcción, por otro lado, puede exportar servicios. En la exportación están las divisas, que son claves para un esquema dolarizado.

¿Queda afuera algún factor para el fortalecimiento de las mipymes?

Fortalecer el tema de compras públicas, que eso sí se trató en el marco del Consejo. Hay alrededor de USD 10 000 millones en compras del Estado. Comprando en el país se fortalecería la industria nacional. Esperamos que se compra más localmente.

¿Cuántas mipymes hay en el país?

Existen unas 500 000 mipymes. No todas forman parte de gremios. Considero que se genera unos seis millones de empleos y representan el 92% del tejido empresarial. En el mundo la proporción es del 89%.