placeholder
Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Foto: Paúl Rivas / LÍDERES

Marco Subía: ‘La conectividad aérea está rezagada’

1 de marzo de 2017 09:03

El presidente de la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas del Ecuador habla sobre la situación de los vuelos de carga y de pasajeros. Dice que el sector está afectado por la situación económica; también cree que la falta seguridad jurídica incide en el negocio.

¿Qué está pasando en el sector de las aerolíneas en el país, tanto en vuelos de pasajeros como en los de carga?

El 2015 y el 2016 no fueron tan buenos para el sector. Las aerolíneas, tanto de carga como de pasajeros, son muy sensibles a la situación económica y si el país y el mundo están en crisis las aerolíneas se ven afectadas. En las de carga las importaciones se reducen y en las de pasajeros las personas vuelan menos y el turismo resulta afectado. Es lo que pasó en especial en el 2016; en el Ecuador hay una reducción del número de turistas, también de exportación de flores y las salvaguardias casi han anulado las importaciones. Por eso se han ido del país algunas empresas de carga.

¿Qué aerolíneas de carga dejaron de operar en el país?

Salieron Lufthansa Cargo y Centurion. La primera llegaba Quito y la segunda a Latacunga, pero ya no operan. Hoy están operando alrededor de 11 cargueras en el país. La única que opera en Latacunga es Cargolux, que incluso tuvo interés de operar en el aeropuerto de Quito, pero esto no se concretó.

¿Qué mercadería es la que más se mueve en los vuelos de carga?

Las flores ocupan el 95% del volumen de carga de exportación. Se suma carga seca como artesanías y pescado fresco. Y en importación hay contratos de las aerolíneas como una empresa que trae pollos desde Brasil; también hay importación de maquinaria, pero es en volumen menor. Ante esto se triangulan los vuelos, así un avión parte, por ejemplo, desde EE.UU. hacia América Latina. No viene directo a Ecuador porque casi no hay importaciones, entonces va a Brasil o Argentina u otros país de Sudamérica, allí deja las importaciones que adquieren esos países y luego vienen a Ecuador para regresar a EE.UU. con flores.

¿Cuánto se redujo el transporte de carga en el país?

Entre 2015 y 2016 la carga bajó entre USD 50 millones y 60 millones. La carga de flores es uno de los principales rubros de ingresos para el país luego del banano, camarón, turismo y el cacao. Si no crecen los volúmenes de carga de exportación e importación el negocio de las aerolíneas se reduce y por eso algunas compañías han salido del mercado.

A esto se suma el incremento de la tarifa para la operación en vuelos chárter de carga en aeropuertos concesionados, que pasará de USD 400 a 20 000...


No sabemos en base a qué se elevó la tarifa. Tratamos de reu-nirnos con las autoridades para que nos expliquen cómo se tomó ese incremento. No lo sabíamos y la medida nos cayó como un balde de agua fría, es un incremento dispar, discriminatorio, que pone en desventaja a los aeropuertos. Las aerolíneas escogen el aeropuerto en base a donde esta la carga, en base a los volúmenes de la carga. Los compradores de la carga analizan costos, seguridad, conexiones, facilidades de aduanas, procesos fluidos. En este momento no hay compradores que digan que su carga tiene que salir de Latacunga.

¿La mayoría de carga se concentra en el aeropuerto de Quito?

Así es. De Guayaquil sale algo de carga en vuelos de pasajeros. Hay aerolíneas de paquetería que operan en Quito y Guayaquil.

La aplicación de la tasa se suspendió, pero entrará en vigencia el 10 de marzo. ¿Qué puede pasar?

Con otros gremios estamos haciendo gestiones para explicar a las autoridades que la medida va ser contraproducente. No se puede obligar a una aerolínea, por decreto, a operar determinada ruta. Puede pasar que algunas aerolíneas suspendan sus operaciones y las que quieren entrar al mercado no lo hagan porque la seguridad jurídica está afectada. Los que se van a ver afectados son los exportadores. Estamos muy preocupados, volamos a donde esté la carga, de lo contrario no hay negocio.

¿Qué pasa en el transporte de pasajeros?

El año pasado hubo un decrecimiento de unos 100 000 pasajeros en vuelos internacionales. Eso afectó a las aerolíneas, algunas redujeron sus frecuencias o la oferta de asientos. Se ha dado una contracción por la situación económica del país. El tráfico doméstico ha venido decreciendo desde el 2012 cuando se eliminó el subsidio al combustible.

¿La caída continúa este año?

Sorprendentemente, en enero y febrero el mercado se ha recuperado un poco. Creemos que es por los feriados y por la promoción de destinos internos, en tráfico doméstico.

¿Esta tendencia puede continuar?

No lo sabemos, la situación política en el país es complicada y el trafico aéreo de pasajeros es muy sensible a estos temas.

¿Qué planes tienen las compañías aéreas?

Una de las estrategias es ofrecer promociones de buenos precios y eso generalmente da buenos resultados. Así ha empezado el año y estimo que en un año electoral y con previsiones económicas negativas esas promociones continuarán .

¿Se espera la llegada de nuevas aerolíneas al país?

Han llegado aerolíneas de ‘low cost’, pero no llegan aerolíneas como Lufthansa, Air France, Turkish, que sí vuelan a países vecinos, son grandes y que mueven mucho dinero. Sin ser peyorativo, pero sí estamos un poco rezagados en temas de conectividad respecto a Colombia, Perú o Panamá.

¿Ecuador es un mercado pequeño?

No, porque si uno ve a Panamá es un país más pequeño y tiene mayor conexión aérea.

¿Qué falta en el país para incrementar la conectividad?

Falta seguridad jurídica, aún falta más promoción del país que venía bien, pero que se detuvo el año pasado. Dudo que Quito sea un ‘hub’ porque se necesita una aerolínea nacional fuerte y Tame está con complicaciones. El año es complicado para el sector, más aún con la elevación de la tarifa en vuelos chárter de carga.