placeholder
María Fernanda Corral es asesora a empresas y se codea con ejecutivos internacionales. Además promueve  Women for Women, una   fundación que impulsa el liderazgo entre las mujeres. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES

María Fernanda Corral es asesora a empresas y se codea con ejecutivos internacionales. Además promueve Women for Women, fundación que impulsa el liderazgo entre las mujeres. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES

Se enfoca en obtener lo mejor de los equipos de trabajo

18 de julio de 2016 15:15

El reloj marca las 13:30 y María Fernanda Corral llega presurosa a esta entrevista. No hay espacio para el almuerzo. Su agenda tiene prevista varias reuniones con ejecutivas de empresas y el día concluirá con un partido de tenis.

En su oficina, de unos 40 metros cuadrados ubicada en el corazón financiero del norte de Quito, la ejecutiva gerencia FranklinCovey, una multinacional que se especializa en mejorar el rendimiento de las empresas. Firmas como Banco Pichincha, Cervecería Nacional, Banco de Guayaquil, Mazda, Coca-Cola, Microsoft, Roche, Yanbal, Movistar, Corporación Favorita y otras 20 más, confían en su consultoría.

María Augusta Novillo, líder de la Unidad de Gestión de Créditos Especiales de Banco Pichincha, sostiene que “pararse al frente de ejecutivos de alto nivel requiere de habilidades especiales” y que Corral las tiene.

FranklinCovey nació hace 19 años en EE.UU. y se ha expandido por todo el mundo; en Ecuador, Corral es su ‘partner’. La historia de su vinculación con esta compañía inició hace 10 años, cuando ocupaba el cargo de gerente global de sucesión y desarrollo de liderazgo de Chiquita Brands-Consumo, en Cincinnati (EE.UU.).

Todavía se nota su paso por el país norteamericano en su acento. Seis años de su carrera trabajó en EE.UU. y, además, parte de su infancia y adolescencia vivió en esa nación debido a los estudios de posgrado que realizó su padre, Leonardo Corral.

La internacionalización de María Fernanda Corral comenzó cuando se incorporó a la firma de telecomunicaciones Ericsson Ecuador, como vicepresidenta de desarrollo organizacional, en 1997.

Tres años después, gracias a su desempeño, la firma la promovió a directora de Recursos Humanos para Latinoamérica, para lo cual tuvo que mudarse a Miami.

Pero fue en Chiquita Brands que Corral pudo incursionar en un ámbito que le apasiona: el liderazgo. “Debía manejar los planes de sucesión de la empresa a escala global, el programa de desarrollo para altos directores y un programa para reclutar jóvenes talentos”, comenta Corral.

El liderazgo, dice la ejecutiva, siempre fue algo que le llamó la atención. Entre las opciones que barajaba para estudiar cuando culminó la secundaria estaban periodismo, ingeniería aeronáutica o leyes. En 1985 se decidió por psicología industrial en la Universidad Católica de Quito.

Su primer trabajo lo desempeñó en la empresa textil La Internacional, como jefa de Recursos Humanos. Desde ese entonces ha sumado 27 años de experiencia para estar al frente de FranklinCovey y ofrecer asesoría a empresas.

Una de las compañías que ha recibido asesoría es la petrolera Synergy Ecuador. Raúl Dubie, ex CEO de la firma en Ecuador y quien ahora está a cargo del Directorio del Grupo Synergy, cuenta que conoció a Corral hace cuatro años. El ejecutivo sostiene que aplicaron las estrategias de FranklinCovey en las compañías del grupo: Petrobell y Pacifpetrol.

“Me gustó la metodología y la forma que tenía de transmitirla. Era muy firme en sus decisiones (...) fue muy exigente en la aplicación de los procesos. Fue rigurosa para formar el ‘staff’”, dice Dubie.

Su ‘networking’ y sus conocimientos también le han servido para emprender una fundación para impulsar el liderazgo de las mujeres. Se trata de Women for Women, una comunidad de desarrollo de mujeres ejecutivas de Ecuador. Ella, junto con Carmen Álvarez Vela, Hellen Andersen, Luz Elena Coloma, Verónica Gavilanes Véjar, María Rosa Guerra, María Augusta Novillo, Bernarda Salazar, Efith Vásconez Cabrera, Nela Zambrano Vidal, Guadalupe Durán y Lorena Lasso, impulsaron esta iniciativa.

Lorena Lasso, gerenta general de Assistec, empresa dedicada a las relaciones públicas, conoce a Corral debido a que las dos son parte del Directorio de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (Amcham).

Una vez a la semana, Lasso y Corral se juntan para jugar tenis. “No buscamos ver quién gana, sino solo hacer deporte”, comenta Lasso. Además del deporte, otra de las cosas que comparten es de charlas acompañadas de vino.

De hecho, en Women for Women hay un espacio de charlas que se denomina ‘Conversaciones con vino y café’, en el que se buscan exponer varios temas entorno al liderazgo de las mujeres.

Ahora, Corral lee libros de liderazgo y hace deporte con Josefa, su perra labradora que quedó paralítica hace cuatro años y se moviliza con unas ruedas traseras. “Mi padre me enseñó que la vida es como un partido de tenis: a veces se gana, a veces se pierde, lo importante es cómo te preparas y lo que dejas en la cancha ”.