placeholder
Xavier Montero / Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Mario Carrera: Su desarrollo científico sobre lombrices lleva dos décadas

Mario Carrera prefiere no hablar, en general, sobre su vida. La introspección es un ejercicio del que no le gusta dar resultados.

El consultor externo de la Unesco, y que es parte de la nómina de expertos de la Organización de las NN.UU. para la Alimentación y la Agricultura (FAO, en inglés), debido a sus investigaciones sobre el cultivo de lombrices -como nueva opción de agroindustria- se muestra más relajado recordando el por qué adquirió cada uno de los 19 cuadros que decoran su departamento, en el norte de Quito.

Carrera elige un vitral de los que hace María del Pilar, su segunda esposa, replicando -en 1997- una obra del mexicano Diego Rivera. Al lado del ‘vendedor de ollas’ que sugirió este doctor en Derecho, quien experimenta sobre anélidos hace dos décadas, se ubica una réplica en vidrio de un lienzo del ecuatoriano Kingman.

Su amigo de épocas universitarias, José Romero, lo describe como un hombre perseverante y un filántropo. Carrera no pudo ejercer su profesión cuando migró a México, de allí que su investigación pasó a ser su medio de réditos económicos.

Carrera utiliza un proyector para continuar con lo que más le apasiona: una explicación sobre la lombricultura de producción controlada.

Se trata de un método de desarrollo, para que las mipymes cultiven hasta 525 toneladas de humus, fertilizante por excelencia, durante un año. Cada tonelada del producto se cotiza hasta en los USD 250, en el mercado ecuatoriano.

Las diapositivas que usa Carrera, para la explicación de su desarrollo científico, han recorrido escuelas y facultades de Agronomía, organizaciones de pequeños y medianos productores agrícolas; subsecretarías de Estado y en gobiernos seccionales. Este aficionado del tenis y fanático del Dep. Quito ha mostrado su investigación en más de 75 seminarios y cursos realizados en México, Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, EE.UU., España...

Su tono de voz se distensiona al hablar sobre sus ‘chicas’, como se refiere a las lombrices. Sus postulados sobre la crianza de estos anélidos (están compuestos por anillos), son distintos a los conceptos manejados a escala mundial. Estos relacionan a las lombrices con desechos putrefactos.

“La tecnología que desarrolló (Carrera) hace más rentable a la lombricultura. El industrializar aquellos fertilizantes se refleja en buenos alimentos orgánicos”, señala Knut Zacharias, presidente de la Comisión de Educación Tecnológica y Empleo del gobierno mexicano.

Zacharias, quien lo conoce desde hace más de tres décadas, recuerda que Carrera se animó a cantar un tango de Gardel cuando lo designaron miembro del Grupo científico que elaboró la Norma Oficial Mexicana, para el Humus de Lombriz (2005), y que celebró con sus amigos.

Al averiguarle sobre su gusto por la música argentina, y que heredó de su padre Hugo, prefiere retomar el tema de los beneficios de su lombricultura con producción controlada, que necesita de hangares pulcros, sobre el control de los niveles de PH del suelo y las asociaciones de indígenas mazahuas que “le hicieron caso”.

Oswaldo Flores, con quien compartió aulas en el Colegio La Salle, destaca su honestidad y amor por su familia.

En la oficina, al terminar la exposición sobre esta percepción sobre el desarrollo de la lombricultura, Carrera no quiere profundizar sobre Mario, Juan Francisco y Cristina, sus hijos, ni de cómo festejará su cumpleaños 71 el próximo año.

ACERCA DE MARIO CARRERA

  • Sus estudios. sobre lombricultura controlada
    Los artículos. Ha sido colaborador en artículos para la revista Entrepreneur, en la sección de Agronegocios.
    Su investigación. En el 2008 realizó una investigación sobre el procesamiento de lodos activados de una transnacional. No revela cuál.