Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

Marketing y diseño se fusionan en su marca

Fulgore significa brillo en italiano. Por ello, la guayaquileña Bertha Serrano, eligió ese nombre para la marca de ropa y accesorios que creó en el 2011. “Buscaba algo que refleje la originalidad de mis piezas. Además, me gusta este idioma”, dice la estudiante de Marketing de la Universidad Santa María (USM).

Su idea surgió en el 2010, pero se cristalizó cuando los padres de la emprendedora le obsequiaron USD 2 500 por su cumpleaños en el 2011. El dinero lo invirtió en comprar una máquina de coser y materiales. También adecuó un taller en su domicilio, en el sur de Guayaquil.

Al principio, elaboraba únicamente vinchas para el cabello. Sin embargo, la pasión de esta joven por la moda la llevó a diversificar sus creaciones. Para ello, tomó cursos de corte y confección en el Servicio Ecuatoriano de Capacitación Profesional (Secap) y aprendió diversas técnicas a través de videos en YouTube.

También comenzó a elaborar ropa, cinturones, sombreros, bufandas, diademas, entre otros accesorios. Los productos fueron rápidamente demandados por sus compañeras de universidad.

Una de ellas es Alexandra Larrea, quien dice que “lo mejor de Fulgore es que los diseños no se repiten”. Destaca, además, el estilo moderno y llamativo de las creaciones de Serrano. “A pesar de su excelente acabado, los precios son módicos”.

Pero no solo sus compañeras son sus compradoras. El ‘boca a boca’ y las redes sociales impulsaron el crecimiento de la cartera de clientes de Serrano. De esta manera, sus productos llegan a través de Correos del Ecuador, a clientes en Portoviejo, Machala y Sucumbíos.

Una clienta en Portoviejo es Lourdes Flores. Ella comenta que los pedidos los realiza a través de la página de Facebook y los recibe puntualmente en su hogar.

Serrano primero diseña las piezas y luego las elabora. Algunos productos los hace ella y en otros casos subcontrata a dos costureras.

También afirma que los conocimientos adquiridos en la universidad han sido fundamentales en el desarrollo del negocio. Menciona las estrategias de marketing y los métodos de distribución. Una de estas estrategias es el lanzamiento mensual de colecciones. En cada una factura entre USD 1 500 y 3 000 .

Sobre el perfil de las clientas, dice que las edades oscilan los 15 y 32 años. Sin embargo, también creó recientemente una línea para niñas que comercializa bajo la submarca Chiquitinas by Fulgore.

Jorge Andrade es coordinador de la carrera de Ingeniería en Marketing Gerencial de la USM. Él menciona que conoce a Serrano desde que ingresó como estudiante y destaca su capacidad creativa.

Tags