La ropa diseñada por Grassell invita a clientes a disfrutar de esa etapa de la vida donde aún no son mujeres, pero tampoco niñas. Foto: Cortesía Yellowberry.com

La ropa diseñada por Grassell invita a disfrutar de esa etapa de la vida donde aún no son mujeres, pero tampoco niñas. Foto: Cortesía Yellowberry.com

Desirée Yépez
Redacción Revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 7
No 0

Una joven de 19 años revolucionó el mercado de la ropa íntima femenina

18 de febrero de 2015 15:02

Sujetadores diseñados para niñas que no quieren lucir mayores ni sexis. Esa es la clave del éxito de Yellowberry, la marca que posicionó a una joven de 19 años como una de las empresarias más influyentes a escala mundial.

Tras la frustrada visita a un centro comercial en Jackson, Wyoming, Estados Unidos, en búsqueda de ropa íntima para pre adolescentes, Megan Grassell encontró su nicho de mercado.

“Todo lo que había tenía varillas, ‘push-up’, estampados sexis. Nada que una joven de 13 años deba usar”, explicó la emprendedora al portal Forbes.com.

Esa realidad la inspiró a desarrollar un concepto que cale en la industria de moda íntima. Y así lo hizo.

Con 17 años inició un negocio millonario a través de la web. Todavía en el colegio y sin conocimientos de diseño o publicidad, desarolló una estatregia que en poco tiempo se volvió rentable. Su madre se convirtió en su primera socia.

En el perfil que realizó de ella Elmundo.es se narra que con sus ahorros, producto de trabajar en una gasolinera y como camarera en los veranos, lanzó una oferta inicial de 100 piezas. La producción se vendía a través de una página web al mismo tiempo que empezó una campaña de crowdfunding para recaudar fondos.

Supo que iba en el camino correcto cuando en menos de una semana se agotó el stock y en cuestión de días dobló el límite de inversión máxima que se había propuesto: USD 25 000. Desde entonces, semanalmente multiplicó la producción.

Un hombre de negocios de Jackson, de quien no devela el nombre, decidió ayudarla creando un plan de negocios y de logística.

Los medios también jugaron un rol determinante en el rápido posicionamiento del emprendimiento. Elpais.com señala que el interés mediático suscitado en The New York Times, Forbes,Fortune, The Huffington Post, Daily News y la revista Times consolidaron sus ventas en internet. De ese modo se sitúo entre los 25 adolescentes más influyentes de 2014.

La ropa diseñada por Grassell invita a clientes a disfrutar de esa etapa de la vida donde aún no son mujeres, pero tampoco niñas. “Esta edad es maravillosa y no necesitas renunciar a ella. Deberías disfrutarla”, resume.

Sus productos también suponen una campaña social contra la ‘lolitización’ de las niñas por parte de las marcas de ropa, los medios de comunicación y la publicidad.

"¿Cuál es la prisa de crecer tan rápido?" se pregunta en el manifiesto publicado en su página web, Yellowberry.com donde también enfatiza en su afán de desarrollar un sostén único para todas las chicas que aman y disfrutan de su juventud, la etapa amarilla de la vida.

Actualmente una pieza Yellowberry cuesta mínimo USD 30. Grassell, quien ya fue aceptada en la universidad de Middlebury, aclara que sus prendas no son baratas, pero que reducirán los precios a medida que los pedidos se incrementen.