placeholder

El memo de la semana: Más normas de índole económico

Tras la aprobación en la Asamblea Nacional del Código Monetario y Financiero, y una vez que exista el pronunciamiento presidencial sobre si cabe o no un veto al proyecto, viene una etapa compleja para su aplicación. Los banqueros han rechazado aspectos del nuevo Código y se muestran incómodos ante la normativa, que intensificará el control para garantizar los depósitos que se encuentran en manos de la banca privada, de la banca pública, las cooperativas de ahorro y crédito, y todo el sistema financiero.

El Gobierno, en cambio, asegura que con esta nueva ley se cumplen sus objetivos de precautelar los recursos de los depositantes, otorga más instrumentos para atraer inversión privada, eleva los estándares de solvencia y seguridad del sistema financiero y fortalece la dolarización. Además, se impulsará desde la banca privada un mayor apoyo al cambio de la matriz productiva.

En medio de estas posiciones diversas y aunque el Ejecutivo explica que el Código no era una proyecto para captar recursos privados y que no hay inconvenientes de liquidez, y presenta cifras, nuevas iniciativas de orden legislativo apuntan a tener más presencia estatal en otras fuentes de recursos. Tal es el caso del proyecto de Ley del Fondo de Cesantía del Magisterio, para que el Biess asuma ese fondo, y la reforma a Ley de Telecomunicaciones, para reducir las utilidades de los trabajadores de las empresas de telecomunicaciones. Sin duda son otros proyectos que merecen profundas reflexiones técnicas.

La frase:  "Debido a las amplias facultades que tendrá la Junta, sería un desacierto total que el Gobierno se atreva por necesidades fiscales a tomar un fondo de liquidez".   César Robalino /  Pdte. Aso. Bancos