Ivanna Zauzich
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

La mensajería local es un negocio al alza

El negocio de traslado de paquetería a empresas, hogares, oficinas... crece por un aumento de la demanda de este tipo de servicios, dentro del área urbana.

Esa modalidad, que tomó impulso desde el año pasado, permite que las empresas deleguen las funciones de mensajería a las compañías especializadas en este servicio, explica el consultor de mercados, Santiago Giraldo.

Según el Censo Económico del 2010 del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), en la capital azuaya existen ocho establecimientos que se dedican al servicio de mensajería en Cuenca.

Uno de esos negocios que oferta la entrega de encomiendas es Rekadia, que inició sus operaciones en el 2011. Según una de sus socias, Maricarmen Espinoza, esta microempresa inició con una facturación mensual de USD 40 y en la actualidad bordea los 1 300, en promedio.

Las compañías representan el 90% de su cartera de clientes y lo que más demandan es el envío de sobres. Además, farmacias, floristerías y supermercados contratan sus servicios para enviar los pedidos a sus consumidores, dice Espinoza.

La asistente de gerencia de la empresa Graiman, Liz León, destaca la puntualidad y servicio de Rekadia. Ella envía sobres y paquetería a los clientes y locales de la firma.

Otra iniciativa que participa en este mercado es la denominada Mensajeros y Couriers, que funciona desde el año pasado. Su administrador, Javier Chitacapa, señala que cuando empezó el negocio entregaba 10 encomiendas al mes y, en la actualidad, bordea las 100. “Esa cifra evidencia la acogida”.

El ingeniero mecánico Francisco Velazco contrata de manera frecuente los servicios de esta firma, para enviar las facturas y documentos a las compañías a las que presta su ayuda. “Es un servicio práctico, porque ahorro tiempo. Además, es conveniente, porque el costo es menor a una carrera en taxi”.

Rápido Express también oferta la entrega de encomiendas en la urbe. Su gerente, David Mayancela, dice que ha invertido en cuatro motocicletas para atender el área urbana. Sus clientes se concentran en las pequeñas empresas, que “prefieren contratar este servicio en lugar de tener un mensajero, para ahorrar costos”.

Las tarifas de Rápido Express bordean los USD 2, de acuerdo con la distancia adonde debe trasladar las encomiendas. La carrera mínima cuesta USD 1,50 y la más costosa, 5.

Al inicio, este negocio entregaba unos 30 paquetes al mes; actualmente bordea los 200 pedidos, dice Mayancela.

Isabel Coello contrata desde marzo pasado los servicios de Rápido Express, para ordenar medicamentos a domicilio. “Llamo e indico lo que deseo comprar. En 30 minutos, o menos, traen el pedido. Son confiables y rápidos en la compra. También, solicito el servicio de comida a domicilio, entre otros”.

Este es un negocio que está en ascenso y aún no se ha explotado su verdadero potencial, dice Mayancela. Esto, porque en ocasiones, no alcanza a atender las solicitudes, por lo que -dice- debe invertir en más motocicletas para cubrir otras áreas.

Los negocios de mensajería en Cuenca tienen acogida, porque la ciudad crece y las distancias se extienden, dice Giraldo. Además, las personas valoran más su tiempo y este servicio ayuda a preservarlo, señala el consultor.