thalíe ponce Redacción Guayaquil / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 0

La mente incide en los negocios y la marca

El neuromanagement es la aplicación de la neurociencia en la gestión empresarial. El argentino Néstor Braidot es un neurocientífico especializado en la relación de esta ciencia especialmente con los negocios y el marketing.

Él habló sobre esta temática durante el congreso de innovación, ideas y creatividad Reinvention 2013, desarrollado el 22 y 23 de octubre pasados en el Teatro Sánchez Aguilar (Guayaquil).

Con una pregunta inicial puso a pensar al público: "¿Qué estamos midiendo en las empresas: la capacidad para ocupar el cargo o la capacidad para memorizar las respuestas correctas?".

En su conferencia, el experto apuntó algunos de los errores clásicos que se cometen al momento de liderar una empresa o de dirigirse a un mercado. "Estamos acostumbrados a las recetas aprendidas y a las fórmulas memorizadas", dijo. Planteó, entonces, que los líderes conozcan cómo funciona su cerebro. "Hay que mirar más que solo ver y escuchar más que solo oír". De esta forma, se podrán tomar mejores decisiones.

En el documento 'Neuromanagement: Cuando el cerebro asume el mando', Braidot da una idea más clara de la importancia de esta ciencia. Señala que facilita el desarrollo de un conjunto de conocimientos para el estudio y la aplicación de procesos clave para la toma de decisiones. "Y, al mismo tiempo, formar líderes que conduzcan exitosamente a las organizaciones hacia las metas".

¿En qué difiere el neuromanagement con el tradicional? Para el experto, con este nuevo término se relativiza la importancia de la "biblioteca" y surge el cerebro individual y colectivo como la mejor plataforma para el liderazgo.

El género juega un rol importante en este campo. Ya que -según explicó- existen diferencias fisiológicas entre un cerebro femenino y uno masculino. Por lo tanto, hay también diferencias a la hora de liderar, de elegir.

Sobre este tema, una de las afirmaciones que más llamó la atención de los casi 500 asistentes al congreso fue que, bajo esas diferencias mencionadas, las mujeres necesitan más razones para tomar decisiones que los hombres. "Neurológicamente, para venderle una idea a un hombre sólo necesitas dos argumentos; con las mujeres necesitas 20", aseguró.

Una de las recomendaciones para quienes dirigen las empresas es la gimnasia cerebral . De esta manera, se pueden desarrollar habilidades cognitivas.

Una manera de lograrlo es a través de la meditación. Es decir, el acto cotidiano de "desconectar la mente" para generar nuevas y mejores ideas.

Esto permitirá, según Braidot, caminar hacia lo que denomina neuroliderazgo. Este promueve el pensamiento interdependiente, analítico e intuitivo. Además, potencia los resultados del trabajo en equipo y minimiza la posibilidad de perder un objetivo o meta común.

Entender las diferencias entre los hemisferios del cerebro es también importante tanto en el neuromanagement como el neuromarketing. Conocerlas permite aprovechar el funcionamiento y especialización de cada lado. Por ejemplo, saber dirigirse con técnicas de comunicación más visuales, si se busca estimular el hemisferio derecho.

Áreas de aplicación

Alta dirección. Se centra en que los líderes identifiquen las bases emocionales y racionales en los procesos de toma de decisiones. De esa manera, pueden manejarse con serenidad.

Recursos Humanos. Es clave en los procesos de selección y reevaluación del personal. Es posible definir el perfil neurocognitivo necesario para cada puesto de trabajo y evaluar las fortalezas y debilidades de los aspirantes.

Procesos de cambios.  El neuromanagement proporciona técnicas necesarias para la superación de la resistencia natural que se tiene a los cambios.