Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 3

El mercado de acciones le dice adiós al papel

El mercado de valores camina a lo digital y le dice adiós a esos viejos títulos físicos, que certifican la propiedad de las acciones.

Esos papeles que en algunos casos hacían pensar en “viejos pergaminos” entraron en un proceso de desmaterialización.  Esto consiste en cambiar los títulos de propiedad de las acciones, entregados en papel, por registros electrónicos.

Con ello, los tenedores de estos títulos se convierten en usuarios digitales del mercado bursátil.

La medida se aplica desde hace unos 25 años en países como El Salvador, Colombia, Honduras y Guatemala. Aunque en el Ecuador la “desmaterialización” era una opción hace 21 años, muy pocas empresas se sumaron al cambio digital.

Tras la vigencia de la Ley Orgánica para el Fortalecimiento y Optimización del Sector Societario y Bursátil, en mayo pasado, este proceso se transformó en obligatorio.

En la disposición transitoria séptima de esta normativa legal se establece que las acciones inscritas en el registro del mercado de valores, “deberán desmaterializarse en un plazo de 180 días a partir de la vigencia de la presente ley”.

“Lo vemos como un hecho sumamente positivo, ya que ayuda a acelerar los procesos operativos de cierre y traspaso de las acciones, y facilita los procesos de fraccionamiento de los títulos”, comenta Rodolfo Kronfle, presidente de la Bolsa de Valores de Guayaquil (BVG).

El cambio a lo digital en el mercado de acciones arranca en las Casas de Valores que son las encargadas de receptar los documentos y pedir a los depósitos centralizados de compensación y liquidación de valores (DCV) el usuario y la clave. En el país existen dos DCV: el de Decevale, compañía privada creada en 1993, y el del Banco Central del Ecuador (BCE), que nació por Ley en diciembre del 2008.

Según Luis Álvarez, gerente general de Decevale, la desmaterialización elimina por completo el riesgo de traslado, pérdida, robo, deterioro o destrucción del título y contribuye a una mayor eficiencia del mercado.

Corporación La Favorita señaló que, como es un proceso, en el 2008 desmaterializó 216,3 millones de acciones. Para esta empresa, el cambio permitió mejorar el control, automatizar los procesos y brindar seguridad a sus accionistas.

La compañía agrega que el sistema también permite al accionista contar con información actualizada del capital accionario en tiempo real, revisar sus estados de cuenta a través de la Internet, entre otros servicios.

Rafael Terán, gerente general del Hilton Colón de Quito, considera que “este proceso permite que el accionista tenga mayor seguridad y sobre todo siempre sepa qué pasa con sus acciones y tenga toda la información necesaria en una solo lugar”. El ejecutivo comenta que el Hotel Colón posee unos 900 accionistas, los cuales entraron desde noviembre pasado en el proceso de desmaterialización.

Mónica Villagómez, presidenta ejecutiva de la Bolsa de Valores de Quito (BVQ), consideró que “lo digital” es indispensable para el funcionamiento correcto, eficiente y seguro de cualquier Mercado de Valores.

El mercado accionarial local cuenta con 49 empresas inscritas, según datos de la Bolsa de Valores de Quito.

De esas empresas, 30 ya concluyeron con la desmaterialización o están en proceso, según Decevale.

A través de una comunicación escrita, el Banco Central precisó, sobre este tema, que la mayor parte de las empresas mantienen registradas sus acciones digitales en  Decevale.

El mercado de acciones

Monto negociado en acciones. De enero a noviembre del 2014, se negociaron unos USD 77,4 millones en acciones, según datos de la Bolsa de Valores de Quito.

Número de valores negociados. De enero a noviembre del 2014 se negociaron 28 millones de títulos.

Valor efectivo diario. En el mercado bursátil se negociaron en promedio diario USD 333 643 en acciones en el mercado, en los primeros nueve meses del año pasado.