Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 1

El Mercado Audiovisual tiene un nuevo actor

La Ley de Cine y la Ley de Comunicación son dos cuerpos legales que se convirtieron en una suerte de combustible para un emprendimiento.

Ambas leyes promueven, en parte de su articulado, la producción audiovisual en el Ecuador y ese fue el punto de partida para un grupo de inversionistas involucrados con la producción audiovisual.

La idea surgió el año pasado y se concretó este 2014, cuando empezó a operar Zoom Film & Rent, una iniciativa que alquila cámaras, luces, accesorios y más equipos que se utilizan para producciones audiovisuales; además, el negocio cuenta con un estudio de grabación en el norte de Quito, en donde ya se realizan producciones para marcas como Chevrolet, por citar un ejemplo.

Pablo Fiallos es el gerente de esta iniciativa. Este comunicador y apasionado por el cine, cuenta que el mercado audiovisual está creciendo en el país, promovido por las leyes mencionadas. "El año pasado se produjeron y estrenaron 12 películas nacionales y este año serán, por los menos 15. Además, el mercado publicitario también se ha dinamizado luego de la vigencia de la Ley de Comunicación, por lo que con los socios de la empresa vimos una oportunidad para desarrollar negocios".

Jimmy Pazmiño es otro de los hombres claves de este emprendimiento. Él tiene experiencia en el rodaje de producciones nacionales e internacionales. Sabe sobre iluminación y sobre la parte técnica de las producciones audiovisuales.

La inversión para comprar los equipos que se alquilan y para instalar el estudio en un galpón rentado bordeó los USD 600 000. Según Fiallos, se espera recuperar en dos o tres años.

En la actualidad, Zoom Film & Rent alquila sus equipos por lo menos tres veces a la semana. Además, el estudio de grabación, de 180 metros cuadrados, ya ha sido utilizado para sesiones de fotos de campañas publicitarias.

La semana pasada, el productor 'free lance' Demián Gross ocupó el estudio conocido como 'sin fin', por la ilusión óptica que genera. Él cuenta que la iniciativa es bastante buena, porque dinamiza el mercado local. "En la ciudad y en el país en general existen muy pocos estudios con el equipamiento técnico que se necesita en la producción audiovisual".

Gross añade que con la llegada de este nuevo proveedor de servicios, las condiciones y las posibilidades para el sector crecen. "La producción audiovisual va a crecer impulsada por las nuevas leyes y este estudio está aprovechando la coyuntura. Además, cuenta con gente muy preparada en la parte técnica".