placeholder

El mercado de Ecuador no refleja señales de querer estar en una burbuja

En Ecuador, el crecimiento del sector inmobiliario se confirma con cifras. En el 2010, el monto de créditos para vivienda fue de USD 1 097 millones y en el 2011, la cifra llegó a USD 1 190 millones. El crecimiento fue del 8,5%.

Además, el año anterior, el sector de la construcción representó el 11,10% del PIB, casi dos puntos más que en el 2010.

Otro dato: en los tres primeros meses de este año, solo el Banco del IESS (Biess) ha colocado USD 172 millones en créditos hipotecarios. El gerente del Biess, Efraín Vieira, reconoció a inicios de este año que la institución que dirige es protagonista del sector inmobiliario (el año pasado el Biess entregó el 58% del total de créditos hipotecarios).

Un tema que preocupa a los analistas es la regulación de precios. Esto, porque en la actualidad el metro cuadrado de construcción en determinados sectores de Quito, por ejemplo, llega hasta los USD 1 300 el m². Aún así, las ventas de la firma Uribe & Schwarzkopf, por ejemplo, crecieron 40% entre el 2010 y el 2011.

En Cuenca un punto de debate es la posible sobreoferta. Xavier Sánchez, miembro de la Asociación de Corredores de Bienes Raíces, considera que es necesaria una mayor regulación de los suelos.

Según Sánchez, en la capital azuaya los constructores apuntan a edificios de departamentos, pensando en los extranjeros que se radican en la ciudad (1 279 ciudadanos extranjeros legalizaron su estadía en el primer semestre del 2010, según el Ministerio de Relaciones Exteriores) “Pero hoy la demanda no es tanta como se pensaba. Hay que regular el uso del suelo y así evitar que los precios bajen”.

En cuanto al tema de la burbuja inmobiliaria, los analistas no creen que sea posible. “El Biess y la banca privada son muy ortodoxos en su manejo de riesgos”, es la frase que repiten fuentes consultadas.

Para las autoridades del Biess el tema es sencillo. Sus peritos fijan precios conservadores para frenar la posibilidad de que se eleven más los precios.