placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Más mercado para industrias locales

La restricción a las importaciones, basada en los nuevos reglamentos de calidad del Inen y el aumento de aranceles, llegan para los sectores metalmecánico y de alimentos como un incentivo para crecer y ganar participación en el mercado.

El director de la Federación Ecuatoriana de Industrias del Metal (Fedimetal), Guillermo Pavón, indicó que actualmente la industria metalmecánica nacional trabaja al 60% de su capacidad, debido a la competencia de productos importados, básicamente de acero.

Por ello, explicó que en el marco del cambio de la matriz productiva, Fedimetal suscribió el 30 de septiembre pasado un acuerdo con el Ministerio de Industrias para ejecutar un plan de sustitución de importaciones en dos etapas.

La primera contempla el reemplazo inmediato de 96 productos importados por USD 350 millones anuales.

Entre los productos a reemplazarse están las varillas de construcción, perfiles, alambres, conductores eléctricos, gabinetes, equipos de procesos, bombas e intercambiadores de calor, entre otros.

Tanto los reglamentos de calidad como el incremento de aranceles son una ayuda para el sector que, según Pavón, lo pone en igualdad de condiciones para competir con los productos importados.

"Competimos con productos de China que tienen subsidios a la exportación como exoneraciones de impuestos de impuestos, fletes y transporte".

Para la segunda etapa de sustitución de importaciones, Pavón indica que deben juntarse con otras industrias como la del plástico y la industria química a fin de poder ampliar la gama de productos a reemplazar y llegar a 204 ítems. En esta próxima etapa, que aún no tiene un plazo, se busca sustituir USD 970 millones anuales en importaciones.

El gerente de Negocios de Gases Industriales de Linde, Patricio Cárdenas, indicó que bajo el programa de cambio de matriz productiva, la empresa ha dejado de importar alrededor de USD 5 millones anuales en gas industrial.

Esta firma -antes conocida con el nombre de AGA- se dedica a la producción de oxígeno, nitrógeno y argón.

La más reciente inversión realizada por Linde fue la nueva planta de producción de 35 toneladas de oxígeno para Novacero, por USD 7 millones. El oxígeno se usa para la fundición de chatarra. Según Cárdenas, la nueva planta de oxígeno le permitirá a Novacero aumentar la producción de palanquilla para fabricar varillas de construcción y así podrá sustituir importaciones.

Desde el sector alimenticio, los productores de papas se sienten beneficiarios de la restricción de importaciones.

Este es el caso de Nutripapa, compañía que levantó una planta para producir papas tipo bastón precocidas en San Gabriel (Carchi), que irán a las cadenas de comida rápida a partir de junio.

La planta producirá inicialmente alrededor de 2 500 toneladas anuales (un 29% de la importación de papas para freír del 2013). El gerente de Nutripapa, John Fierro, indica que aunque no estaba programado porque la planta se construyó desde el 2009, la restricción de las importaciones será una ayuda importante.