Lady Ulloa y Daniel Carvajal, propietarios de Mirlo, arte en metal. Foto: Mario Egas/LÍDEREs
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 1

El metal toma forma en las manos de estos artesanos

La decoración del hogar y de las oficinas con adornos de metal es la estrategia de Daniel Carvajal y Lady Ulloa, dos emprendedores que en agosto de 2011 fundaron Mirlo, arte en metal.

Se trata de una microempresa especializada en la fabricación de accesorios decorativos en cualquier tipo de metal, y con detalles personalizados.

Carvajal es ingeniero mecánico. En el 2008 se dio cuenta de que la mayoría de las máquinas cortadoras de metal que se encontraban en el mercado ecuatoriano eran importadas de Estados Unidos, por lo que vio una oportunidad de negocio y decidió construir su propia cortadora, con materiales nacionales.

Un año de trabajo y una inversión de USD 12 000 le tomó diseñar su primer prototipo de cortadora. El diseño de esta maquinaria le permite cortar tanto metal como madera, adaptando el corte a un modelo previamente programado en una computadora, utilizando el software de diseño Autocad.

"La idea era comercializar la maquinaria pero no podíamos competir con los precios del producto extranjero. Por eso, al año siguiente, decidimos utilizar la maquinaria que teníamos para ofrecer nuestros servicios de corte a la industria metalmecánica", cuenta Carvajal.

La pareja comenzó vendiendo partes de metal, acorde con los pedidos que les llegaban de empresas metalmecánicas. Al mismo tiempo, elaboraba portallaveros de metal decorados con siluetas de perros, que vendían en las tiendas de mascotas de Quito.

En el 2010 participaron en el concurso Siembra Futuro de la Cervecería Nacional. Allí pulieron su plan de negocios y definieron su línea de producción. "2010 y 2011 fueron años de aprendizaje y perfeccionamiento", cuenta Ulloa, quien actualmente se encarga del diseño y del mercadeo.

En agosto del 2011 presentaron al mercado una línea de productos decorativos de metal que van desde las microchimeneas, candelabros, lámparas, rejones para chimeneas... hasta esculturas decorativas con sellos institucionales.

Sus productos son bien apreciados en la decoración. Diego Alarcón, por ejemplo, compró una lámpara de metal para su casa y un letrero para identificar al edificio Madrigal, en El Inca.

Otro de sus clientes es Katy Carvajal. Ella compró un espejo, cuadros, adornos, un juego de candelabro y pidió unos llaveros con forma de perros pastor alemán. "Son muy bonitos todos los artículos", asegura.

Otros datos

Los precios. Un llavero personalizado puede costar desde USD 2,50. Las minichimeneas USD 45. Los precios varían de acuerdo al pedido.

Los servicios. Ofrecen artículos decorativos terminados y servicio de corte metalmecánico.