Thalíe Ponce, Redacción Guayaquil / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Michael Penfold: 'El talento empresarial se está empleando, no está emprendiendo'

Michael Penfold visitó Guayaquil el pasado 13 de enero, como ponente en la I Cumbre Internacional de Estrategias Sostenibles de Cambio de Matriz Productiva. Este venezolano es director de Políticas Públicas y Competitividad del Banco de Desarrollo de América Latina CAF.

¿Cómo se encuentra la región en términos de productividad y competitividad?
Si se lo mira por crecimiento, Latinoamérica ha tenido una década bastante buena. Los indicadores han mejorado. Algunos países lo han hecho no solo en eficiencia sino también en sus fundamentos.

¿A qué clase de fundamentos se refiere?
Fundamentos macroeconómicos. Esto ha dado un espacio de estabilidad política y económica. La región, particularmente los últimos cinco años, ha crecido en atracción de inversiones. Sin embargo, no se ha dado un cambio o crecimiento alto de la productividad, porque buena parte de nuestro crecimiento se da por el aumento del intercambio. Eso es cierto en países como Ecuador, Brasil, Argentina…

A partir de ese análisis, ¿cuáles son los retos?
El principal reto de la región es aplicar mejoras en la productividad. Son temas estructurales que tienen que ver con el funcionamiento de nuestros mercados laborales, la falta de emprendimiento dinámico, sistemas de educación técnica y tecnológica a nivel universitario poco orientados a la demanda; empresas que no están adoptando tecnología con la velocidad necesaria… Una cantidad de temas donde la región debe hacer un cambio en su agenda.

¿Hay países que han mejorado en esos temas?
Hay países que -en teoría- se piensa que han tenido un desempeño en términos de suposición competitiva superior al resto, como Chile, pero tampoco está por encima del resto. No creo que haya en este momento en América Latina, un país que esté haciendo saltos cualitativos muy importantes en ese tema. Lo que sí, por primera vez, los gobiernos, junto con el sector privado, están empezando a pensar en su importancia y eso es un avance sustancial.

¿Cuáles serían las políticas públicas que permitan impulsar y mejorar la productividad?
Estamos empezando a aprender qué tipo de políticas públicas funcionan o no, y aún no tenemos suficiente evidencia empírica como para saberlo. Pero sí estamos en necesidad de hacer cuatro grandes cambios. Uno, volver a darle importancia a la educación técnica y tecnológica a nivel empresarial. Muchas de nuestras empresas no están adoptando tecnología, porque no tienen la mano de obra tecnificada. Nuestra instrucción está tan poco orientada a la demanda, que no tiene un diseño curricular de competencia que atienda las necesidades de la industria. Eso es un inhibidor de las mejoras productivas.

¿Cuál sería ese segundo inhibidor?
Un segundo inhibidor es que nuestro talento empresarial está empleándose, no emprendiendo. Ese es un reto muy importante, que tiene que ver con la creación de industrias de capital de riesgo, industrias de emprendimiento de las que hoy América Latina todavía carece.

Un tercer cambio viene dado por el tema de las cadenas; de cómo fortalecemos la cadena para que a partir de lo que hacemos hoy hagamos cosas más sofisticadas mañana. Pero eso implica trabajar de una manera diferente dentro de esas cadenas. No tanto con una visión de protección sino con una visión de inversión en un ámbito regional más especializado, donde los países ya no producen productos sino que producen partes.

La gran pregunta es: ¿dónde se inserta un país como Ecuador en ese proceso? En cuarto lugar está la infraestructura y la facilitación del comercio. Si mejoramos el funcionamiento de la infraestructura básica, de los servicios públicos, mejoras en temas logísticos, en temas de información y en facilitación de trámites para importar y exportar..., encontraremos un sector privado que crecerá con más dinamismo y que será productivo más rápidamente. El tema de la facilitación del comercio es uno de los temas fundamentales, uno de los grandes retos de América Latina y uno de los rezagos más grandes.

En cuanto a la facilitación del comercio, ¿cómo afectan las restricciones a las importaciones en ese camino de promover la productividad y la competitividad de un país?
Los países siempre tienen espacio para tener una política sectorial más activa. Detrás de cada política tienen que darse diálogos público-privado y público-público muy intensos. Porque normalmente eso supone cambios regulatorios, productivos; supone la creación de nuevas instituciones que realmente acompañen un proceso de este tipo. Ahí es donde están los verdaderos retos: en los detalles.

¿Cómo ve ese diálogo en Ecuador?
No lo sé. A mí no me toca opinar sobre eso.

¿Y en la región?
Nosotros construimos un diálogo público-privado alrededor de la estabilidad macroeconómica, que fue muy importante para eso. Tenemos que empezar a construir un diálogo público-privado también alrededor de los temas de transformación productiva, innovación, capacitación…

En este proceso, ¿qué le compete al sector privado y qué al público?
No creo que haya recetas sobre cuál es el papel de los sectores privado y público. Hay países donde lo privado logra proveer bienes públicos de forma privada. Hay otros en donde el sector público juega un rol importante en la provisión de bienes privados. No hay un papel fijo, pero el rol de cada quien debe estar bien concertado. Obviamente siempre van a existir fricciones, pero deben existir mecanismos institucionales que permitan resolver los conflictos que surjan y a su vez ir afinando las prioridades de esa agenda de transformación.

¿Cómo ha apoyado la CAF en ese proceso de transformación en Ecuador?
Hemos apoyado al Gobierno en el proceso de mejorar sus indicadores de trámites empresariales que va a redundar en una mejora competitiva; y apoyamos las 'aglomeraciones productivas locales'.

Hoja de vida

La especialización. Obtuvo su título de PhD en la Universidad de Columbia (Estados Unidos).

La trayectoria. Es docente en temas de planificación estratégica y competitividad. Consultor en empresas nacionales, multinacionales y organizaciones multilaterales.