placeholder
Wayú funciona hace cinco años en el norte de Quito. Sus infusiones y snacks de frutas deshidratadas llegaron a Suiza, Inglaterra, Francia, Alemania, Canadá, Francia y Estados Unidos. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Wayú funciona hace cinco años en el norte de Quito. Sus infusiones y snacks de frutas deshidratadas llegaron a Suiza, Inglaterra, Francia, Alemania, Canadá, Francia y Estados Unidos. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

228 mipymes se fortalecen para conquistar el mercado europeo

7 de febrero de 2018 07:05

Wayú es un emprendimiento social que funciona desde hace cinco años en Quito. Fue creado con el objetivo de generar fuentes de empleo para madres que tienen hijos que padecen cáncer.

Este emprendimiento elabora infusiones y snacks de frutas deshi­dratadas sin aditivos ni conservantes, que llegaron a Suiza, Inglaterra, Francia, Alemania, Canadá, Francia y Estados Unidos. Estas ventas se lograron a través de participaciones que tuvo Wayú en ferias internacionales.

Según la directora del proyecto, Sandra Cobo, el 2017 exportaron USD 400 000, de los cuales el 50% fue adquirido en Europa. Enviaron un contenedor a Suiza y otro a Francia y menores cantidades al resto de destinos. Para el 2018 prevé triplicar las exportaciones al aprovechar el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE).

Wayú es parte de las 108 micro, pequeñas y medianas empresas que exportan a la UE y que fueron seleccionadas por la Corpei para aumentar sus ventas a Europa. Forman parte del programa de Fortalecimiento a Mipymes ecuatorianas para la internacionalización a la Unión Europea, que tiene un fondo de 10 millones de euros y es cofinanciado por la UE.

Este programa, que empezó el 2017, es ejecutado por la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor) y la Corpei y tiene el apoyo del Ministerio de Comercio Exterior y de Pro Ecuador.

La Corpei escogió a 98 mipymes del sector de bienes y 10 de servicios, que ya exportaron. En cambio, Fedexpor lidera el proceso de otras 120 firmas, que tienen potencial para vender por primera vez.

Según Cobo, en el caso de Wayú buscan mejorar su participación en ferias, promoción y empaques, pese a que en este último aspecto ya tienen avances.

Anteriormente, señala Cobo, aprendieron que los empaques deben tener la información del producto en el idioma del país de destino. Wayú cuenta con empaques en francés, italiano, inglés y, próximamente, en alemán.

Este programa, que se centra en firmas que facturan hasta USD 5 millones al año, tendrá dos años más de vigencia. Según la directora de Consultoría y Proyectos de la Corpei, Liggia Estrella, al principio se inscribieron 641 empresas, que pasaron por un proceso de autoevaluación y cumplimiento de requisitos. Las escogidas son empresas que se dedican a las flores, café, cacao, confitería, alimentos procesados como snacks, frutas deshidratas, papas nativas, chifles, polvos para hacer jugos de frutas exóticas, entre otras.

En la actualidad, agrega Estrella, se realizan visitas personalizadas para afinar la ayuda, que será individual y que se cumplirá en los próximos dos años. “El objetivo es aumentar sus exportaciones”.

El programa cuenta con la denominada caja de herramientas. En el caso de las firmas que ya han exportado o realizado envíos de muestras a la UE tiene un componente mayor de promoción para lograr el cierre de los negocios. Además, adaptaciones de normativa y empaques, cambio de etiquetas, calidad y estrategia de publicidad y comunicación.

En cambio, las otras (con potencial de exportación) se centran más en la capacitación. Según el gerente técnico de Fedexpor, Xavier Rosero, las 120 empresas con potencial de exportación que fueron seleccionadas, funcionan en 17 provincias. La mayoría se dedica a elaborados de cacao, textiles, madera, alimentos procesados...

Rosero explica que, en la actualidad, se realiza un diagnóstico de su capacidad exportadora para hacer un mapeo sus debilidades y fortalezas. Se analiza el empaque, infraestructura, tecnología, sistema de calidad, promoción y se implementará un proceso de fortalecimiento, de acuerdo con la caja de herramientas.

Rosero dice que se realizarán capacitaciones, cursos, seminarios y talleres. Fedexpor prevé ofrecer más de 40 talleres. Ahora, están por cerrar los diagnósticos y desde el próximo mes empezarán con la caja de herramientas.

El bloque europeo trae oportunidades

El mercado europeo se ha convertido en una oportunidad para el crecimiento de las mipymes ecuatorianas, debido a que es un mercado donde los productos de exportación no petrolera tienen mayor aceptación. Así lo asegura Marianne Van Steen, embajadora en Ecuador de la Unión Europea.

A partir de enero del 2017, fecha que entró en vigencia el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE), hasta noviembre de ese año, el intercambio comercial entre el país y el bloque económico creció 23%, con un saldo positivo de la balanza comercial para Ecuador de USD 1 045 millones, según datos de Fedexport.

Este organismo asegura que las mipymes representan el 60% del total de las exportaciones. En el caso de las que realizan envíos a la UE, Daniel Legarda, presidente de Fedexport, considera que el porcentaje es mayor.

Natluk es una pequeña empresa que ofrece productos del mar, como camarón y langostinos. Las exportaciones a la UE comenzaron en noviembre del 2016. Cuando entró en vigencia el acuerdo, las oportunidades comerciales crecieron.

El año pasado la empresa envió entre 10 y 15 contenedores a seis clientes. Para este año la cifra estimada de envíos es de 80 contenedores, señala Verónica Dahik, gerenta de Natluk.
Los camarones están entre los principales productos de exportación hacia la UE, junto con el banano y las conservas de atún.

En cuanto a productos no tradicionales están flores, vegetales congelados, artesanías. Van Steen asegura que también han ingresado al mercado europeo frutos exóticos como tamarindo, piña, aguacate. Otros frutos y los granos andinos (quinua, amaranto, chía) también tienen potencial de comercialización en la UE.

En cuanto a las importaciones, se destacan productos farmacéuticos, aparatos médicos, vehículos y máquinas. Según Van Steen, las exportaciones desde el bloque hacia Ecuador crecieron 38%, no solo por el acuerdo, sino por otros factores ocurrido el 2017, como la eliminación de salvaguardias y la reducción de 2 puntos del impuesto al valor agregado (IVA).

Exporganic es una de las pymes que se benefició del acuerdo comercial. Su propietario, Jimmy Terán, asegura que usualmente las ventas al bloque eran complicadas por las distancias y las exigencias de calidad.

“A partir de la firma del acuerdo ganamos un apoyo directo y estamos trabajando en mejoras de nuestro producto y ampliación de mercado”, señala.

En el 2017, Exporganic envió un cargamento de 10 toneladas de frutas deshidratadas –mango, piña y banano– a España y a Alemania. Fue la primera experiencia con el producto, pues hasta el 2016 solo exportaba banano orgánico.

El envío de fruta deshidratada estaba entre los planes de la empresa, pero fue el acuerdo multipartes, lo que los animó a iniciar la exportación, recuerda Terán.

La compañía, cuya planta está ubicada en el kilómetro 29 vía a Daule, en Guayas, exporta desde el año 2004 banano orgánico a Estados Unidos, principalmente; aunque también había realizado algunos envíos a determinados países europeos.

Terán asegura que este año seguirá asistiendo a ferias y misiones comerciales para aumentar el volumen de exportación hacia el bloque, porque –a su juicio– cada vez existe mayor interés de los clientes europeos por los productos ecuatorianos.

El mercado

Según el presidente de la Asociación de Industriales Textiles del Ecuador, Javier Díaz, para exportar a la Unión Europea hay que considerar que son 27 países con distintas culturas e idiomas

y distintos perfiles de consumidores. Por ello, es necesario es­tudiar a qué clientes quiere atender y de qué país. Hay que contratar estudios de mercado y se puede hacer con las oficinas comerciales del Ecuador.

Además, agrega Díaz, hay que conocer cuáles son los requerimientos técnicos que exige cada país como normas de etiquetado o salubridad tanto para productos textiles como infantiles. Por ejemplo, para ingresar con ropa infantil a Alemania solo se puede hacer con ropa 100% en algodón y que no tenga químicos ni colorantes.

La oferta no tradicional crece entre los compradores de Europa

Frutas nacionales comienzan a ganar terreno en el mercado de productos no tradicionales de exportación al mercado de la Unión Europea.

Según la embajada del bloque en Ecuador, entre los alimentos cuyas ventas se incrementaron en el 2017 con relación al año anterior se encuentran piñas con un 32%, limones con 41%; tamarindos y maracuyá con un 64%. Asimismo, se registraron exportaciones de productos que antes no se vendían como nueces en cáscara, mandarinas, cocos desecados, toronjas , etc. “Esto permite pensar que serían nuevas frutas potenciales para exportaciones a los 28 estados de la UE”, dice el organismo.

Al cumplirse un año de vigencia del acuerdo, la delegación diplomática indicó que “otras importaciones de la UE desde Ecuador que crecieron visiblemente, a pesar que sus montos de ventas son aún pequeños, pero demuestran que existe oportunidades de negocios”. Allí están plásticos, barcos y estructuras flotantes, productos farmacéuticos, calzado, etc. Ecuador también tiene definidos productos potenciales que pudieran despertar interés entre los compradores del bloque.

Según Pro Ecuador, entre estos se encuentran pimienta sin triturar, etileno, azúcar de caña o de remolacha, suéteres, chalecos de punto o algodón, frutillas, madera contrachapada, malta, entre otros.

La entidad explicó que la tendencia en Europa es preferir lo natural a lo procesado. Existe aumento de orgánicos principalmente en mercados de ese continente como Dinamarca, Suecia, Austria, Alemania y Francia.

La Federación Ecuatoriana de Exportadores explicó el año pasado que los exportadores deben trabajar para aprovechar las oportunidades con el mejoramiento de procesos, presentación, etc.