placeholder
La cuencana Patricia Bravo es la propietaria de Dream Home. Su nuevo ‘show room’, de más de 200 m² que abrió sus puertas en el 2015, está ubicado en Tumbaco, al oriente de Quito.Foto: Patricio Terán / LÍDERES

La cuencana Patricia Bravo es la propietaria de Dream Home. Su nuevo ‘show room’, de más de 200 m² que abrió sus puertas en el 2015, está ubicado en Tumbaco, al oriente de Quito.Foto: Patricio Terán / LÍDERES

El mobiliario de espacios exteriores es su especialidad

1 de marzo de 2017 09:11

‘Más que exhibir productos transmite experiencias a los clientes”. Así define Patricia Bravo al ‘show room’ de Dream Home, tienda especializada en mobiliario para exteriores.

En un local de 250 m² ubicado en Tumbaco (oriente de Quito) -en el que predomina el vidrio- sillas, mesas, sofás... recrean armoniosos y estéticos comedores salas y espacios comunales.

Bravo, propietaria de Dream Home, cuenta que siempre ha mantenido una afición por el diseño y la decoración. Pero para esta cuencana, quien es ingeniera comercial de profesión, su inclinación se convirtió en su negocio y ocupación desde el 2012.

La principal motivación, cuenta, fue que en el mercado nacional solo se ofertaban muebles para exteriores de gama alta -muy costosa- o, por el contrario, económica, pero de mala hechura. No había un punto medio en el que la calidad del producto y costos moderados converjan.

Con una inversión de unos USD 40 000 -de sus ahorros- abrió las puertas en el 2012 el primer local de Dream Home, que también estaba ubicado en Tumbaco. Ese monto se destinó a la adecuación de la tienda y a la importación de un contenedor de muebles.

Pese a impuestos y salvaguardias, la mayoría de sus muebles son importados de Italia y Asia. Para abaratar los costos, Bravo solo importa las estructuras de los muebles y los cojines los elaboraba localmente con insumos importados. Esta modalidad todavía se mantiene.

En principio, el negocio trabajó bajo pedido y buscaba promocionarse en el mercado.
Gracias a la creciente demanda, en el 2015, Bravo pensó en un nuevo local más amplio, también en Tumbaco, por lo que invirtió USD 70 000 para su adecuación.

Con el nuevo local, Drem Home también comenzó a comercializar producto nacional. Ahora, la firma oferta mobiliario de madera manufacturado por productores quiteños.

Actualmente, el 70% de su portafolio es importado y el 30% restante fabricado en el país.
La empresa ha diversificado su portafolio y ahora oferta otros elementos decorativos, como macetas importadas de fibra o cemento. También, distribuye cerámica del artista cuencano Eduardo Vega y de otros artistas independientes locales. Actualmente tiene disponibles unos 200 ítems.

Rafael Córdova, propietario de una empresa, es cliente de Dream Home desde hace tres años. Él comenta que ha adquirido salas, comedores, sillones, entre otros productos, para su casa en Cumbayá (nororiente de Quito). Su última adquisición, cuenta Córdova, fue un juego de té para un balcón de su departamento de Guayaquil. “La calidad, los colores, son muy buenos”, añade Córdova.

Una de las formas de expandirse la marca han sido las redes sociales, como Facebook, pero también el “boca a boca”.

Raúl Riquelme, abogado, cuenta que llegó a Dream Home gracias a la recomendación de una amiga y asegura que los muebles le encantaron. Ha comprado una sala y comedor de seike y madera para exteriores y destaca la calidad y durabilidad del producto.

“Lo que me encanta es que cuando tengo visitas en mi casa a todo el mundo le llama la atención”, dice Riquelme.

Entre los proyectos para Dream Home, asegura Bravo, está ampliar sus operaciones a Guayaquil. Para ello han hecho investigación de mercado y buscarán expandirse a esta ciudad en el futuro.