placeholder
Wang Houhou toma una fotografía a una de las modelos con las que esta estrella de internet trabaja para promocionar nuevos estilos de moda. Foto: AFP

Wang Houhou toma una fotografía a una de las modelos con las que esta estrella de internet trabaja para promocionar nuevos estilos de moda. Foto: AFP

La moda es oro gracias a Internet

28 de junio de 2017 15:36

Todo empezó con unas líneas en las redes sociales, unos consejos para vestirse a la moda y encontrar ropa adecuada. Apenas un año después, la joven china Wang Houhou tiene cientos de miles de abonados y las grandes marcas están dispuestas a pagar mucho dinero para que les dé su bendición.

“Bastaba con que encontrara algo interesante, me lo pusiera y tomara fotos divertidas. Ponía la foto en mi blog y la gente iba a comprarlo”, se sorprende todavía Wang Houhou, que actualmente se alista para abrir su propia plataforma de comercio electrónico.

Esta joven es lo que en China llaman una “wanghong” (literalmente “rojo en la red”) , esos puros productos de Internet convertidos en celebridades gracias a algunos videos que dieron la vuelta en las redes sociales. Desde su dormitorio, descargan su humor y sus bufidos en los teléfonos de 700 millones de chinos.

Esta actividad se ha convertido en un sector económico valorado en 53 000 millones de yuanes (USD 7 700 millones) según la consultoría Analysys International, que predice una duplicación el 2018.

“Un desconocido puede volverse importante de repente y cualquier hijo de vecino puede convertirse en una celebridad”, señala Yuan Guobao, autor de ‘La economía de los wanghong’.
La más famosa de estos ‘reyes de Internet’ es sin duda alguna Papi Jiang, cuyos videos atraen a 23 millones de abonados.

La joven, de 30 años, ha firmado jugosos contratos publicitarios con los relojes suizos Jaeger-LeCoultre y las zapatillas deportivas New Balance. Ella y sus alter egos influencian fuertemente en el comercio electrónico, un sector en pleno auge en China, observa Zhang Yi, de la consultoría iiMedia Research Group.Los anunciantes ven en ellos una alternativa poderosamente visual al gigante Baidu, que domina la publicidad en Internet. “Hoy alguien se pone una prenda de ropa, se la prueba, la lleva y convence a alguien de que la compre”, resume Zhang Yi, quien considera que las estrellas de ­Internet influencian una quinta parte de las compras en línea en China.

“Es un comercio en pleno auge. Los wanghong tienen sus propios abonados que pueden fácilmente convertirse en consumidores de las marcas que recomiendan”, subraya.
Algunas empresas olieron el filón y se especializan en la búsqueda y formación de estrellas de Internet. Una de ellas, Ruhan Holdings, obtuvo el año pasado una inversión de USD 40 millones de Alibaba.