Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 11
No 0

Moisés Castro: 'Las empresas todavía no toman en serio su seguridad'

El titular de la Sociedad Ecuatoriana de Seguridad, Salud Ocupacional y Gestión Ambiental analiza la prevención de riesgos en las firmas. Dice que hay temas pendientes.

En el 2008, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) registró 8 028 avisos de contingencias laborales y en el 2012 esa cantidad se triplicó a 23 719. Moisés Castro, especialista en seguridad industrial y salud ocupacional, analiza la situación de la seguridad en las empresas y su importancia.

Para él, las cifras del IESS no son un indicativo de que se producen más accidentes laborales, pues el aumento en el número de afiliaciones y la obligación que tienen las empresas de registrar los siniestros inciden en esa cifra.

¿En las empresas ecuatorianas existe una conciencia real de la importancia que tienen la seguridad industrial y la salud ocupacional en las organizaciones?
Existe. Pero no en la medida adecuada. Lamentablemente, el 95% de las compañías ecuatorianas es más reactiva que proactiva. Es decir, que esperan que suceda algo para tomar acciones. Cuando se da un accidente de trabajo o una enfermedad profesional recién se toma en cuenta a la seguridad industrial y la salud ocupacional.

Por ejemplo, tras el incendio ocurrido en el edifico de la Cámara de Comercio de Guayaquil, en julio de 2012, se evidenció que muchas infraestructuras (en esta ciudad), no cuentan con escaleras y planes de emergencia para estos casos. Las empresas tienen que justificar la prevención de accidentes y enfermedades ante los accionistas, para que se destine un rubro para esto.

¿Qué les hace falta a las empresas ecuatorianas para cumplir con las normas de seguridad industrial y salud ocupacional?
Principalmente dos cosas: cultura, y definir políticas de seguridad industrial y salud ocupacional en cada empresa. Necesitamos que las empresas no solamente se acuerden de capacitar y verificar las condiciones de trabajo luego de un accidente sino que sea constante.

¿Todo tipo de compañía debe preocuparse de este tema o solo se orienta a las grandes industrias?
Toda empresa, de cualquier actividad, tiene la obligación de preocuparse por sus empleados. Los riegos existen en todas las empresas, claro que en algunas el riesgo es más notorio, pero los colaboradores están expuestos a riesgos y enfermedades profesionales.

En el Ecuador, ¿cuáles son las industrias con mayores riegos?
Las petroquímicas, mineras, constructoras, metalmecánicas... Sin embargo, desde los docentes hasta los trabajadores de bancos tienen riesgos. El tema psicosocial como estrés, monotonía, depresión... ocupa el 30% de las causas de enfermedades profesionales.

¿Cuál es la legislación que rige para exigir el cumplimiento de estas normas y acciones de prevención y protección?

Existen más de 30 artículos encargados de velar por la seguridad y salud ocupacional y a su vez, existen dos entidades responsables de hacer cumplirlos. Una de ellas es el Ministerio de Relaciones Laborales (MRL) que es una entidad coercitiva. Y luego también está el IESS, que asesora y presta los servicios para la seguridad social de los empleados. Con la Ley de Seguridad Social y las resoluciones 330 y 390, más que sancionar se debe crear una ley motivadora.

¿Incentivos a las empresas?
En otros países se incentiva invertir en la prevención de riesgos. O por mencionar otro tipo de incentivo: si una empresa tiene una calificación de mediano o alto riesgo y en los últimos dos o tres años ha disminuido el índice de estos, se lo pone en una categoría de menor riesgo, porque ha aumentado su interés por la prevención.

Pero en Ecuador, no existe esa característica. Acá, las empresas de alto o mediano riesgo pagan el 0,55% sobre el salario del trabajador, y no existe una diferenciación. La auditoría a todas las empresas también es un asunto clave para impulsar el tema. Conozco que el IESS tiene auditado menos del 40% de más de 20 000 empresas y hace seis meses está paralizado este proceso.

¿El país necesita implementar más normativas en cuanto a seguridad?
Con las normas que tenemos actualmente están cubiertos casi todos los parámetros. Sin embargo, a las normas hay que actualizarlas. Estas deben ir paralelamente con los cambios tecnológicos, estructurales, de las empresas y la actividad comercial. Con la aparición de nuevas tecnologías aparecen nuevos riesgos. Y lo más importante es tener resultados de aplicación de las normas.

¿Hay resultados?
Hay, pero a pequeña escala. Yo le recomendaría al MRL y al IESS realizar una encuesta sobre las condiciones de trabajo y salud ocupacional por sectores productivos, como el agroproductivo, metalmecánico, minero, de servicios... Como la hacen en países como España, Chile. A través de monitoreos y encuesta se puede controlar y mejorar de manera coordinada y continua.

¿Cuáles son los principales cambios que se han dado en el tema de seguridad en el país y desde cuándo?
Estos cambios han sido progresivos en los últimos 4 años. Por ejemplo, desde hace 2 años se ha dado énfasis en los indicadores proactivos (antes se trabajaba con indicadores reactivos).

Hoy en día, las empresas tienen que hacer una evaluación de la capacitación, la observación de riesgos, instrucciones de seguridad y auditorías; estos indicadores se adelantan antes de que sucedan los accidentes. Y tienen que ser presentados ante la aseguradora, que en el caso de Ecuador es el IESS. Las grandes empresas ya se preocupan sobre la prevención de riesgos, pero es difícil actuar en el comportamiento humano.

Es decir, ¿aún falta el compromiso por parte de los colaboradores en este tema?
Sí. El trabajador, comúnmente, ya está formado para realizar su trabajo y a veces, ignora o piensa que no va a correr ningún riesgo. Existen casos en los que la empresa brinda los instrumentos, como casco y guantes para su seguridad, pero el trabajador no los usa. No existe prevención por parte de ellos. Más del 35% de las causas de los accidentes de trabajo es ocasionado por el factor humano y no por condiciones inseguras de la empresa.

El año pasado, el Gobierno subió los impuestos a artículos de seguridad industrial, entre ellos cascos y gafas. ¿Cómo afectó eso a las empresas e industrias?
Afectó en parte a las industrias. Hay compañías que les interesa comprar equipos de seguridad industrial homologados y certificados. A veces, existen equipos de protección que no cuentan con esos certificados. Conozco que muchas empresas tuvieron que aumentar el rubro destinado a seguridad industrial. Pero si ponemos en la balanza, la prevención es primera, aunque se pague un 10 ó 15% por mejores artículos.

¿Los artículos de seguridad industrial elaborados en el país cumplen con las normativas internacionales de seguridad?
Falta mejorar muchísimo en esta área, tanto en servicios como en artículos. Pero el Instituto Ecuatoriano de Normalización está muy tecnificado en este tema y el Organismo de Acreditación Ecuatoriano garantizan que cumplan con las normas. Si no cumplen se deben hacer investigaciones.

Médico y especialista en temas se seguridad

Cargo actual. Presidente ejecutivo de la Sociedad Ecuatoriana de Seguridad, Salud Ocupacional y Gestión Ambiental.

Experiencia. Auditor Sénior en prevención de riesgos laborales. Auditor Líder IRCA ISO 14 000 / ISO 9 000 / OHSAS 18 000.

Formación. Máster Internacional en Gestión de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional y Gestión Ambiental.