placeholder
Juan Carlos Cuadros El Comercio De Lima (GDA)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Monopoly: 78 años de hacerse rico... y pobre

Monopoly, el juego de bienes raíces más famoso del mundo, cumple en este 2013 sus primeros 78 años. Y lo hace con 275 millones de unidades vendidas, más de un billón de jugadores y una serie de cambios que lo ponen a la vanguardia.

Y aunque algunos no lo aceptan, el juego, en realidad, tiene 110 años. La idea primaria del juego fue desarrollada por Elizabeth Phillips en febrero de 1904. Su patente duró 18 años y expiró en 1922. Por mucho tiempo se convirtió en el juego preferido de los hogares en Atlantic City, Estados Unidos.

El ingeniero Charles B. Darrow, de Pensilvania -a quien suele atribuírsele su invención durante la Gran Depresión (años 30)-, lo redescubrió, modificó ligeramente y repatentó en 1934 (según el libro ‘The Billion Dollar Monopoly’, escrito por Ralph Anspach).

Darrow presentó el juego a la compañía Parker Brothers, pero esta lo rechazó al identificar 52 errores de diseño, además de alegar que las partidas resultaban largas. Darrow decidió venderlo entonces por su cuenta y tuvo éxito.

Recién entonces los Parker Brothers reaccionaron y le compraron los derechos del juego en 1935, convirtiendo al ingeniero en millonario.

Inmediatamente las ventas del Monopoly se dispararon y por semana se llegaron a vender hasta 20 000 unidades. Parker Brothers fue comprada por Hasbro, empresa multinacional que mantiene hasta hoy la propiedad del pasatiempo.

Monopoly es un juego de compras inmobiliarias que ha llevado a miles de jugadores a convertirse en magnates o acabar en la más absoluta bancarrota.

El juego tuvo gran popularidad en una época en que buena parte de la población estadounidense estaba desempleada y utilizaba su tiempo en esta forma barata de entretenimiento, de ‘acumulación de propiedades’ y con dinero de juguete entre sus manos.

Como objeto de culto, Monopoly ha protagonizado historias de todo tipo, algunas de ellas curiosas, como las de una partida que duró 1 680 horas, unos 70 días, y que se considera la más larga de la historia de este juego.

En el juego, desde 1935 se han construido más de seis billones de casitas verdes y 2,25 billones de hoteles rojos. Son 111 tipos de tableros existentes, traducidos en 43 idiomas.

La versión más cara del juego fue producida por el célebre joyero de San Francisco Sidney Mobell. Valorado en USD 2 millones, el juego presenta un tablero en oro de 23 quilates y un dado decorado con diamantes. Está expuesto en el museo de las finanzas de Wall Street.

En Alemania, se introdujeron mapas de huida, brújulas y limas de contrabando en los tableros de Monopoly, dirigidos a los campos de prisioneros de guerra durante la II Guerra Mundial.

Actualmente se programan y realizan campeonatos mundiales de Monopoly. Los campeones mundiales principalmente proceden de países como EE.UU., Irlanda, Singapur, Italia, Nueva Zelanda, Reino Unido, Japón, Países Bajos, Hong Kong y España.

La evolución del juego Diversas ediciones.   Las divisiones de Hasbro fuera de EE.UU. producen ediciones de Monopoly con lugares propios, como por ejemplo Hasbro Iberia, con lugares de la UE o ciudades españolas.

Las adaptaciones.  Existen variantes del juego como La Ruta del Tesoro, siendo uno de sus mayores atractivos el uso de monedas, y Petrópolis, basado en el comercio de petróleo.

En la web.  Las firmas Google y Hasbro se unieron y lanzaron una versión digital del juego, que a la fecha tiene más de 1,5 millones de usuarios registrados.