Juan Esteban Lasso

Juan Esteban Lasso y los cuatro miembros de la familia han colaborado para concretar este emprendimiento. Foto: Alfredo Lagla/LÍDERES

Redacción Quito (i) 
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 25
No 3

La mostaza se multiplica con esta iniciativa

3 de enero de 2016 17:12

Algo que la familia Lasso tiene en común es su gusto por la mostaza. Fue por esta razón que sus miembros decidieron plantar la semilla de mostaza en Ecuador y empezar a desarrollar su especiería artesanal. El emprendimiento Lassi’s es el resultado de tres años de experimentación y pruebas para producir mostazas gourmet de diferentes sabores.

Hace algunos años llegó a Ecuador la mostaza ‘dijon’ cuenta el creador de Lassi’s, Juan José Lasso. “Recuerdo que sin comunicarnos mi papá, mamá y yo compramos 10 frascos cada uno para regalar a la familia. Cuando nos vimos esa tarde teníamos 30 frascos de mostaza. Fue ahí cuando me di cuenta lo importante que era este producto para mí y mi familia”.

En el 2012, Lasso importó la semilla de mostaza desde Canadá para probar cómo respondería en los fríos páramos de Cotopaxi. Con aproximadamente USD 500 000 de inversión orientados a la implementación, investigación y pruebas logró obtener una semilla propia, específica para su producto. “Fue un trabajo duro, por tres años después del trabajo iba a la hacienda a polinizar cada planta con pinceles para ver cuál rendía mejor”, agrega.

La idea era tener una semilla local, para poder proveer el producto al mercado ecuatoriano.
Con la semilla lista, en el 2015 creó su marca, tomando el apodo que sus amigos le habían otorgado. La inversión para empezar la producción fue de USD 16 000, esto incluía equipos, capital de trabajo y los costos del Registro Sanitario. Para empezar, la firma colocó en el mercado cuatro sabores: mostaza ‘dijon’ (francesa), mostaza alemana, de grano grueso y mostaza con miel de abeja.

En la planta, de 24 metros cuadrados, se genera una producción mensual promedio de 600 kilos de mostaza molida, aunque según Lasso, podrían duplicar esa cantidad. Los productos se comercializan en dos presentaciones de 440 y 100 gramos, con un precio al público que varía entre USD 5 y 6.

“Uno de los procesos más complicados ha sido conseguir el Registro Sanitario, los cuatro primeros sabores ya lo tienen y estamos esperando para ingresar tres nuevos productos”, explica Lasso. Estas nuevas presentaciones incluirían: mostaza amarilla, ‘spicy’ brown y mostaza rosada.

Al momento las ventas las han realizado en ferias artesanales o por pedidos directos en línea. La última feria en que participaron fue el Grand Bazaar de Navidad, realizado en Cumbayá. En este espacio lograron facturar USD 3 500, además de poder contactarse con posibles interesados en distribuir su marca. La facturación promedio en el 2015 fue de USD
6 000 mensuales.

Para este año buscan asegurar más su presencia en el mercado local ingresando a supermercados y distribuidores de alimentos gourmet. Además, están pensando ampliar la gama de productos para incluir aceites y polvos de mostaza y almendra.

“Queremos brindar mostazas de primer nivel para los ecuatorianos primero, pero tenemos como objetivo llegar a Colombia, Perú y Brasil”, afirma Lasso.

En resumen

La inversión. 
Se divide en dos etapas: la primera de implementación de la semilla duró tres años y USD 500 000. La segunda de producción se inició en 2015 con USD 16 000.

Los productos. Cuatro tipos de mostazas gourmet.

La facturación. En el 2015, la facturación mensual promedio fue USD 6 000.

La producción. En la planta hay una capacidad de producción de 1 500 frascos de 440 g.