Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La mujer conservadora se ajusta a su calzado

‘El zapato mocasín para damas es la especialidad de la casa”. Así define Gonzalo Flores, representante legal de Calzado Best, a la producción que lleva a cabo esta fábrica, con sede en Machachi (sur de Pichincha).

La pyme confecciona un aproximado de 3 000 pares de zapatos mocasín para mujer al mes. Este producto se caracteriza por no tener cordones que lo sujeten desde el empeine o parte superior del pie.

Flores dice que la estrategia de Best -y que les permite alcanzar los USD 50 000 en facturación promedio al mes- es elaborar calzado para un nicho de mercado amplio y de gustos exigentes.

Las clientas de Calzado Best son mujeres de más de 40 años. “El confort al calzar es un aspecto primordial al momento de elegir estas prendas. Aunque el diseño es tradicional, la fidelidad de nuestras usuarias nos mantiene en el mercado”.

Dorinda Aguilar, una comerciante de 50 años y usuaria de esta marca, coincide con Flores. Ella explica que sus labores le obligan a mantenerse de pie, por más de siete horas al día. “Cada par me dura hasta un año y medio, por eso compro tres pares a la vez. Son parte de mis herramientas de trabajo”.

El emprendimiento surgió en 1998 con una inversión promedio de 20 millones de sucres (unos USD 3 700 al cambio de la época) y desde hace dos años ha destinado unos USD 125 000 en la adecuación de una planta industrial.

La inversión, además de un terreno de 630 m², se enfocó en la adquisición de maquinarias para mejorar la productividad y obtener certificaciones para sus prácticas de manufactura. El monto contempla un comedor para la alimentación diaria de los 25 empleados de la firma, en su mayoría, moradores del sector.

La materia prima para la elaboración del calzado proviene, entre otras, de la firma Curtiland, con sede en Latacunga. Danilo Lanas, jefe de Ventas, manifiesta que semanalmente proveen unos 800 m² de cuero y fibras similares a Calzado Best.

Para confeccionar cada par de zapatos se requiere un promedio de 130 cm² de estos materiales. El cuero se prensa antes de que sea cortado, para eliminar las arrugas en el producto.

El diseño de un calzado del tipo mocasín consta de tres piezas fundamentales que se unen con pegamentos e hilos. Se trata de la capellada o parte que cubre el empeine del pie; la punta y talonera que cubren los laterales del pie, y la suela.

Elsy Misnasa, subgerenta de Dimar, una comercializadora ambateña de suelas y materiales sintéticos, comenta que llevan tres años como proveedores de Calzado Best. A esta firma le proveen un aproximado de 500 m² semanales de materiales sintéticos. Estos se usan en el recubrimiento interior del zapato. También les entregan otros materiales para la elaboración de las plantillas para el pie.

Rocío Sañay, propietaria de Calzado Paolita, un negocio ubicado en el centro de Riobamba, indica que en este local se comercializan un promedio de 200 pares de mocasines Best al mes. “Es común encontrar estos productos en las ferias y mercados populares de las ciudades y poblados de la Sierra centro como Ambato, Riobamba, etc.”.

Según el representante legal de Calzado Best, los principales mercados de esta marca están en las provincias de Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, Azuay, Manabí y Guayas.

Blanca Tacuri, administradora encargada de Calzado León, un negocio ubicado en el centro de Guayaquil, cuenta que allí venden zapatos Best desde hace unos ocho años. Tacuri explica que los zapatos de tallas 36 y 37 son los que más se comercializan en su local, en un promedio mensual de 60 pares por cada talla de pie de color negro y concho de vino.

Tags