Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

La Mundial encontró un socio para caminar juntos

Atrás quedaron la estrechez, la incomodidad y las limitaciones de la antigua planta de 200 m², ubicada al lado del estadio Olímpico Atahualpa. La Mundial, empresa nacional fabricante de botas de equitación, acaba de recibir una inversión de USD 1 millón para instalar una nueva planta.

Esta cuenta con 2 000 m² y maquinaria de diseño, corte, cosido, pegado y ajuste computarizado que permitirá a la marca aumentar la producción de 12 a 50 pares al día en este año, con el mismo número de empleados.

La Mundial nació de la mano de Francisco Rivas Figueroa en 1906, en un taller ubicado en las calles Cuenca y Mideros, en el centro de Quito, frente a la Comandancia de la Policía. Rivas se dedicó en un inicio a elaborar botas a la medida para el Ejército y la Policía.

El emprendimiento creció a lo largo de tres generaciones hacia el mercado de las botas de vestir. Sin embargo, en el 2002, Roberto Rivas, actual presidente de La Mundial y nieto de Francisco Rivas, encontró una oportunidad de concentrarse en el negocio de la equitación a raíz de la visita a dos ferias en EE.UU. Las ventas a anuales a ese país se incrementaron de 30 a 1 500 pares entre el 2002 y el 2012, por la alta calidad del producto hecho a la medida. Cada par de botas tiene un costo de USD 680.

Pero con la demanda en aumento y la proyección de crecer, la fábrica ubicada en el norte de Quito, donde permanecieron los últimos 30 años, les quedó estrecha a los 22 empleados.

Es por ello que la marca entró en conversaciones con Zafiro, un grupo de inversionistas ecuatorianos que financia a pymes en el país con proyección de crecimiento. Así, Zafiro compró el 51% de La Mundial en diciembre del 2012 e invirtió USD 1 millón en la nueva planta y su maquinaria.

Además de aumentar su producción, la marca que actualmente vende el 97% de sus botas a EE.UU. y a Canadá, proyecta llegar al mercado europeo en el 2014 y fabricar hasta 100 pares al día.

La máquinas adquiridas le permiten a La Mundial realizar un corte digitalizado del cuero para las botas e implementar procesos computarizados en el diseño a la medida del cliente, el cosido y la colocación del taco y su lustrado. Todo con maquinaria italiana de alta calidad.

El director de Equitación de la Universidad Internacional, Juan Francisco Garcés, ve positivo el crecimiento de la marca y destaca la calidad del producto. "Es como ponerse un guante por la comodidad y el contacto con el caballo." USD 912 640 facturó La Mundial en el 2012.