placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Los negocios se acomodan a la movilidad en Quito

En Quito existen 101 937 establecimientos económicos, según el Censo Nacional Económico 2010, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Ese año, los negocios generaron ventas de USD 65 650 millones y emplearon a 547 067 personas. Pero, ¿cuánto pesan en su desempeño comercial las evidentes complicaciones en la movilidad que tiene la capital en la actualidad?

Una opinión al respecto es la de Eduardo Dousdebés, secretario de Desarrollo Productivo y Competitividad del Municipio de Quito: “No existen cifras de medición de la pérdida que tienen las empresas por el problema de transporte en el Distrito”. Sin embargo, explica que los negocios que más impacto tienen con la circulación son los que se dedican a la venta o entrega de productos de primera necesidad. “Ellos tienen mayor cobertura de recorrido y la movilidad de sus flotas de camiones tienen problemas para circular en la ciudad”.

¿Por qué tienen problemas? En las horas pico (07:30 a 09:30 y 16:30 a 19:30), los vehículos de las empresas que circulan en sectores de alto tránsito, como el centro o los alrededores de la cabecera sur del aeropuerto Mariscal Sucre, no circulan a más de 10 km/h. Esto, según Dousdebés, produce un retraso en los tiempos de traslado y, por ende, una pérdida en la productividad de los negocios.

Diego Salgado, gerente del Plan de Seguridad de la Cámara de Comercio de Quito, explica que esta entidad tampoco tiene datos precisos sobre la afectación de las empresas por la movilidad. Pero, según conoce, algunos negocios han reacomodado sus horarios de distribución, para evitar los atascamientos vehiculares.

Salgado explica que hoy, por causa del tránsito, se necesita más tiempo para realizar las mismas actividades que se hacían hace dos años y eso tiene un costo. Las personas que se movilizan en autos particulares pasan más tiempo en ellos y eso representa un gasto para sus bolsillos o para las empresas para las que trabajan.

Para descongestionar el tránsito en la ciudad, el Municipio aplicó desde mayo del 2010 la medida del pico y placa. Cristóbal Buendía, presidente del Observatorio de la Movilidad de Quito, asegura que esta iniciativa fue un “parche” que descongestionó solo un 20%, de los 400 000 automotores que transitan al día; aunque dice que este dato, no es real. “Quién asegura que el mismo 20% de autos que no circula el lunes, se repite en martes. No hay esa cifra oficial de cuántos vehículos dejan de circular en Quito”.

Según el estudio Pacto por Quito: Análisis de situación del Distrito Metropolitano, elaborado en el 2011 por la fundación Quito Paz, el Observatorio de la Movilidad, el Consejo de Cámaras y Asociaciones de la Producción y la Asociación de Barrios del Sur, el pico y placa repercutió en el bolsillo del ciudadano que dejó su auto en casa y en quienes se trasladaron normalmente en transporte público.

Los datos dicen que existió un aumento en la demanda de transporte de línea y el sistema integrado (Trolebús, corredores Oriental y Occidental, y Central Norte) y una demora en los tiempos de viaje de 8%. Además, el estudio demuestra que entre las 07:30 y 09:30, y de 16:00 a 19:30 la demanda de taxis subió un 32%. Esto, según el estudio, causa la percepción de ausencia de taxis en la ciudad, en esas horas.

Como resultado, la gente destinó para su movilización entre el 3 de mayo del 2010 y el 30 de abril del 2011 USD 63 millones. El valor resulta de un promedio de USD 2,35 semanales que la ciudadanía gasta para tomar alternativas distintas de movilización (taxis o buses), ya que sus vehículos estaban restringidos para salir.

Guillermo Abad, director de Justicia Vial, explica que otro factor importante en la medición de pérdida o ganancia en la capital es el hora/hombre. “Cuando una persona se desplaza del punto A al punto B y existe mayor tiempo de demora en el traslado, el costo de productividad es mayor. La empresa pierde, ya que esa persona no es productiva”.

[[OBJECT]]