placeholder
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Los negocios y los beneficios coinciden en el mismo programa

Viajes, comida, talleres de capacitación, alojamiento, bonos..., son algunos de los premios que el programa de fidelización del Swissotel promueve desde el año anterior. Esta estrategia de negocios ya lleva más de seis meses y el número de empresas asociadas ha crecido. Cuando arrancó el proyecto (septiembre), 50 firmas estaban relacionadas; actualmente, esa cantidad llega a 300.

Este programa se denomina Swiss Loyalty Club, mediante el cual se ofrecen incentivos y servicios en donde interactúan con sus clientes. Esta estrategia es parte de los parámetros que la cadena hotelera promueve a nivel mundial, bajo un sistema de puntos acumulados.

Las empresas que participan de este programa provienen de los sectores financiero, farmacéutico, automotriz, construcción, consorcios, seguros y agencias de viajes. Entre ellos: Banco Pichincha, Bayer del Ecuador, BID (Banco Interamericano de Desarrollo), Citibank, General Motors, Mitsubishi Motors, Otecel, Toyota del Ecuador...

A partir de la aplicación de este programa, la firma hotelera posee dos fuentes de generación de ingresos: la corporativa y la turística según el gerente de Loyalty Club, Yamil Bermeo.

El programa arranca con un formulario de inscripción a quienes permanentemente organizan eventos y realizan reservas en ese hotel. De acuerdo con la cantidad de contratos, en ambas modalidades, se otorga un puntaje, cuyo valor máximo puede representar viajes al exterior.

Bermeo indica que se han invertido unos USD 40 000, repartidos en premios a las empresas que se han asociado a este programa. Por ejemplo, el consumo de alimentos y bebidas, restaurantes, estadías en Swissotel y Hotel Plaza Grande, viajes dentro y fuera de la región a lugares como Cartagena Singapur, Aruba, Lima, Chicago... Además, el hotel les ofrece a esas empresas actividades mensuales de descanso y distracción, como actividades deportivas, floristería, gastronomía y manualidades, para que los socios conozcan y se involucren con el negocio hotelero.

Para Luisa Córdova, vicepresidenta de la agencia de viajes Columbus Travel, este programa crea incentivos al equipo de ventas de su empresa. Dice que esta firma mantiene una relación comercial desde hace siete años con esta cadena hotelera y cree que es vital motivar con premios a los empleados. Considera que estas actividades extras, como los talleres, permiten un tiempo de relajación fuera de la oficina.

Paulina Suárez directora de Ventas y Mercadeo de Swissotel, menciona que este tipo de programas, en donde se invita a participar a las empresas, se desarrolla en 28 hoteles que tiene la cadena en 15 países. Lo que cambia es el nombre y los premios entregados.

Quito y Lima conforman el área regional por lo que el programa es igual. Suárez indica que hasta el momento se ha generado un 30 % de alza en las ventas en Quito, desde que funciona este servicio.

Otra empresa asociada es Toyota. Su representante, Consuelo Montahuano, dice que se tomo la decisión de formar parte de Loyalty Club, para mejorar continuamente procesos que ayudan a alcanzar la satisfacción entre proveedor y cliente. Alojamiento, cenas, spa han recibido.

Tags