En las nuevas oficinas de la firma, Paty Palacios (izq.) y Natali Becerra (der.) lideran un grupo que ahora  cuenta con cuatro colaboradores. Foto: Patricio Terán / LÍDERES
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

Un nuevo código para mantener el prestigio

Hoy, como nunca antes, una compañía debe mantener una imagen impecable ante el mundo. Un solo tropiezo puede viralizarse ahora a velocidades inimaginables y con efectos que pueden impactar, no solo en el prestigio que le ha costado forjárselo durante años sino también en las cuentas financieras.

Por eso se asociaron Paty Palacios y Natali Becerra, dos jóvenes ejecutivas que han hecho de la Comunicación, las Relaciones Públicas y el Marketing su forma de relacionarse con el mundo empresarial. Y así juntaron sus fortalezas y crearon Código Comunicaciones.

"Una cosa es lo que las empresas creen que son y otra la que proyectan", señalan ambas, como parte de su lineamiento de trabajo para concienciar a las compañías de que las relaciones con su público vinculado, tanto interno como externo, hacen una gran diferencia en los resultados finales de sus negocios.

Palacios se especializa en comunicación interna, es decir, en cómo se maneja una corporación hacia sus empleados y colaboradores. Ella es catedrática de la Universidad Tecnológica Equinoccial (UTE) y Máster en Marketing Internacional de la escuela de negocios de la Universidad de Barcelona, España.

"Es muy importante para las empresas tener la medición exacta del ambiente laboral, cómo perciben los empleados", dice Palacios, añadiendo que desde dentro una imagen puede afectarse.

Del otro lado, Becerra es especialista en Relaciones Públicas y Medios, graduada en la UTE. Ella considera que a través de este emprendimiento se puede generar una mayor interacción entre los públicos que giran en torno a una empresa y la organización misma.

El trabajo
Los clientes. Actualmente, esta microempresa maneja varias organizaciones, entre ellas multinacionales y de otros sectores. El emprendimiento. La priorización del tiempo personal es una fórmula que les ha dado resultado. Las dos ejecutivas lo recomiendan para los emprendedores.