Priscila Martínez y Fernando Moscoso lideran esta empresa que comercializa menús, ensaladas, lomos, etc. Fotos: Xavier Caivinagua / LÍDERES.

Priscila Martínez y Fernando Moscoso lideran esta empresa que comercializa menús, ensaladas, lomos, etc. Fotos: Xavier Caivinagua / LÍDERES.

Giovanni Astudillo. Editor
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 15
No 0

Nutrición y sabor están en su menú

27 de septiembre de 2015 14:52

Para alimentarse sano no es imprescindible hacer sacrificios. Al contrario se puede ingerir comida nutritiva y saludable, y de buen sabor. Alcanzar esa combinación es la propuesta de la empresa cuencana M.R. Frozen.

La idea surgió hace dos años cuando la ingeniera en Alimentos Priscila Martínez hacía proyectos sobre la relación del balance nutritivo con la política gubernamental del Buen Vivir. Ella es profesora de nutrición y seguridad alimentaria en el Instituto Sudamericano de Cuenca.
Con su esposo Fernando Moscoso quisieron ofrecer un plus y no ofertar un servicio de viandas. Su propuesta es preparar alimentos que fusionen el buen sabor y una correcta nutrición, que estén congelados y que puedan ser consumidos en el largo plazo.

El proyecto fue presentado al Banco Nacional de Fomento que les prestó USD 80 000. Ellos contaban con una propiedad para montar la planta y con esos recursos iniciaron las adecuaciones.

Martínez dice que en total destinaron cerca de USD 300 000 para otros requerimientos, como adquirir una cámara de frío y un túnel para bajar la temperatura a menos de 45 grados centígrados. Con este último equipo evitan que se pierdan las proteínas de los alimentos en el momento de la congelación.

Ella explica que el sistema no es el mismo al de un refrigerador convencional, “en el cual el alimento está congelado en un par de horas; en este caso, la proteína está congelada sin perder nutrientes en 20 minutos”.

Los productos están empacados al vacío. Es decir, hay ausencia de bacterias, indica Martínez. De allí, los productos pasan a una cámara de almacenamiento.
Tiene 35 opciones, entre los denominados menús nutritivos, línea de golosinas, sopas, porciones individuales de lomos o ensaladas. De esa cantidad, 11 cuentan con registro sanitario y se comercializan en los supermercados.

Oferta ensaladas de granos tiernos, choclo y vaina, coliflor con zanahoria, pollo relleno y espinaca, deditos de queso mozarela apanado, lomos finos de cerdo y res y filete de pollo...
El resto de alternativas se ofrecen a deportistas, spa, personas que padecen de diabetes, colesterol, hipertensión, sobrepeso... Los menús tienen una baja cantidad de sal y no contienen azúcar, no poseen aditivos ni preservantes ni colorantes, asegura Martínez.
La ciclista de montaña, Alexandra Serrano, quien tiene medallas internacionales, es una de las clientas habituales. “Son productos sanos, prácticos, frescos y de buen sabor y mi nutricionista ha coordinado con la empresa para elaborar las dietas de acuerdo con mis necesidades”.

M. R. Frozen tiene 25 personas frecuentes que compran sus productos. Vende combos de 15 a 20 menús nutritivos, con entrega a domicilio. Los 20 cuestan USD 87,32 y sirven para almuerzos y meriendas, informa Martínez.

Desde julio pasado, los productos de la empresa se comercializan en Coral Hipermercados. Allí, entregan 150 unidades semanales. También están Gran Sol (antigua fonda Coopera), Supermercados Patricia. Además, se negocia con otras cadenas nacionales y micromercados de Cuenca.

En sus instalaciones elaboran 150 unidades al día, que están a cargo de cuatro personas. Ellos son tecnólogos en alimentos y en gastronomía. Las ventas bordean los USD 2 200 y la proyección es llegar a 8 000 en diciembre. Cuando comenzaron vendían 30 menús al mes y, ahora 2 000 en el mismo período entre todos los clientes.


INSIGNIA

‘Nos importa la salud de las personas’

Walter Villa. Chef de la planta M.R. Frozen. Foto: Xavier Caivinagua/ LÍDERES.

Walter Villa. Chef de la planta M.R. Frozen. Foto: Xavier Caivinagua/ LÍDERES.

Aquí trabajo desde unos hace tres meses. Es una empresa nueva que está orientada en preservar la salud de las personas. Mi trabajo está enfocado en ese objetivo y para ello aplico los conocimientos que adquirí como tecnólogo en Alimentos.

Por eso, en el proceso se preparación de los alimentos casi no utilizamos grasa. Además, no hacemos una cocción de largo tiempo, para que no se pierdan los nutrientes de las verduras, vegetales, carnes...

También, tenemos una cámara de frío para bajar la temperatura de los productos y que no se formen cristales de hielo para preservar los alimentos. Hacemos un empacado al vacío para que no existan bacterias.

En la actualidad, las dietas saludables son alternativas demandadas por los deportistas que necesitan un cierto nivel de calorías, para mantener su cuerpo. También están quienes desean cuidar su salud y evitar el sobrepeso o quienes tienen alguna enfermedad.