Tailandia.EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La obsesión por la piel blanca

El bombardeo de anuncios de productos blanqueadores alimenta la obsesión de los tailandeses por la piel pálida y un canon de belleza que, en ocasiones, roza el racismo en detrimento de las personas de tez morena.

Aunque miles de turistas inundan las playas de Tailandia para broncearse, la mayoría de los tailandeses suspira por las pieles níveas de los actores y cantantes de estética coreana. Entre las campañas publicitarias más polémicas y recientes se encuentra el anuncio de una marca blanqueadora de la subsidiaria tailandesa de la multinacional Unilever, que luego tuvo que pedir disculpas.

En este anuncio televisivo, una universitaria de piel oscura no sabe responder cuando le preguntan cómo mostrarse más guapa en el uniforme universitario, de falda o pantalón azul oscuro y camisa blanca, lo que sí acierta otra estudiante de piel más clara al enunciar el eslogan de la marca del producto "Citra 3D".

Una piel más clara es signo de estatus en muchas partes de Asia, donde la tez oscura se identifica con las inclemencias del sol en los campos de arroz, tal como ocurría hace varias décadas en Europa.

En un 'spot' lanzado el año pasado, Lactacyd White Intimate prometía una epidermis más "reluciente y translúcida".

Esta tendencia también incluye cosméticos para hombres, como bebidas que prometen pieles más claras e incluso resulta difícil hallar una crema de protección solar que no sea blanqueadora.

Esta industria se ha convertido en un mercado millonario que crece el 10 o 15% al año, sobre todo en Asia Oriental o Oriente Medio, en ocasiones a niveles peligrosos para la salud. Las autoridades tailandesas tienen problemas para controlar la venta ilegal de productos blanqueadores con mercurio, que reducen la melanina y son potencialmente un veneno, o hydroquinona, que puede causar dermatitis o decoloración severa.