Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 9
No 0

La oferta y la demanda de postgrados aumentan en Ecuador

Laura Pinzón, de 26 años, tiene dos títulos de pregrado en Ciencias Políticas y Administración Pública. Además, una especialización en Gestión y Planificación del Desarrollo Urbano Regional. Pero sentía que aún estaba en un nivel técnico, quería prepararse más y con sus conocimientos generar cambios. Por eso decidió estudiar una maestría.

Esta joven colombiana estudia Desarrollo Local y Territorial, en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), con sede en Quito.

En el artículo 118 de la Ley de Educación Superior se indica que el cuarto nivel, de posgrado, está orientado al entrenamiento profesional avanzado o a la especialización científica y de investigación. En este nivel se pueden obtener títulos de especialista y dos grados académicos de maestría, PhD o su equivalente.

Artículo de:


Logo posgrados

Para estudiar un posgrado, los interesados deben contar con un título de tercer nivel. En Ecuador hay 397 posgrados (especialización y maestría) que se dictan en universidades del país. De ellas, tres están especializadas en estudios de cuarto nivel: Flacso, Universidad Andina Simón Bolívar y el Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN).

Flacso tiene, al momento, 833 estudiantes de maestrías y 68 de doctorados. En el período 2013-2015 ofrece 13 maestrías en Antropología, Ciencias Políticas, Comunicación, etc.

Desde octubre, en la U. Andina iniciarán clases unos 2 000 estudiantes del Ecuador y otros 20 países. Este centro de estudios se concentra en áreas como Comunicación, Derecho, Educación, etc.

La oferta académica del IAEN se enfoca, en especial, en formar al sector público, aunque un 20% de sus estudiantes es del segmento no estatal. Hoy, cuenta con 11 maestrías.

Víctor Torres, decano académico de este centro, dice que el enfoque de los estudios son "profesionalizantes" (aplicación práctica), aunque están por abrir dos maestrías en investigación.

Para elegir entre lo práctico y lo académico es fundamental definir antes de optar por una especialización, pues determinará el área de desempeño profesional a futuro, dice Torres. De 1 007 estudiantes con los que contó el IAEN entre el 2007 y el 2012, 276 se graduaron. El resto egresados que aún no hacen su tesis, que están en programas de graduación, que abandonaron su carrera, etc.

Alfonso Espinosa, rector de la Escuela Politécnica Nacional, recomienda informarse de la malla curricular, la experiencia de los profesores y el lugar que ocupa el centro en el ranking local de universidades ante de optar por una especialización. De los 9 800 estudiantes de este centro, entre un 15 y 20% cursan estudios de cuarto nivel.

Alejandro Ribadeneira, presidente de la Corporación Ecuatoriana de Universidades Particulares (Ceupa), dice que en el país un buen número de especializaciones que se cerraron por estar caducos y eso afectó la oferta. Por eso, cree que debe agilizarse el proceso gubernamental de aprobación de maestrías para ampliar la oferta en el país. La mayoría, dice, se concentra en Ciencias Políticas, Ingenierías, Negocios, entre otras.

Más oferta

La maestría y el PhD.  son especializaciones dirigidas a personas con conocimientos avanzados.

La oferta.  Además de las tres  universidades de posgrado, varias instituciones de educación superior disponen de estudios de cuarto nivel en Administración en Salud, Administración de Empresas, Periodismo, Gerencia Empresarial, Talento Humano, etc.

Especialidades.  Los temas ambientales han hecho necesarias especializaciones en Medicina de Emergencias y Desastres, Recursos Hídricos y otros.

Los estudios 'on line'. Son una opción para profesionales con horarios de oficina poco flexibles. En el país la oferta se relaciona con Abogacía, Educación, Gestión Empresarial, entre otras.

397 posgrados (especializaciones y maestrías) están disponibles en el país.

OTROS ARTÍCULOS DE ESTE INFORME:

Poco vínculo entre empresas y academia

El cuerpo docente también es extranjero

El cuarto nivel se financia con becas, créditos o ahorros

Las preferencias van más allá de un MBA

Aprender una segunda lengua brinda mejores competencias