placeholder
La firma ecuatoriana Compañía de Elaborados de Café, El Café, se encuentra en la feria alimenticia de Rusia. Foto: Cortesía Pro Ecuador

La firma ecuatoriana Compañía de Elaborados de Café, El Café, se encuentra en la feria alimenticia de Rusia. Foto: Cortesía Pro Ecuador

La oferta de siete países latinos, en la feria de Moscú

16 de febrero de 2017 13:38

Compañía de Elaborados de Café, El Café, está presente como representante de Ecuador en una de las ferias de productos alimenticios más grande de Rusia.

Este encuentro, llamado ProdExpo, se desarrolla hace más de 20 años y muestra la oferta de comidas y bebidas de diferentes países del mundo. La edición del 2017 se llevó a cabo la semana pasada.

España y nueve países latinoamericanos (Brasil, Chile, Argentina, Uruguay, Paraguay, Colombia, Ecuador, México y Bolivia) participaron en el encuentro.

“ProdExpo siempre impresiona por su tamaño. Y este año no es una excepción. Un total de 2 178 empresas de 57 países muestran los mejores alimentos y bebidas sobre una superficie de 100 000 m²”, dijo -durante la ceremonia- el director del Centro de Exposiciones de Moscú (Expocentro), Serguéi Bednov.

España y cinco países de Sudamérica (Brasil, Argentina, Chile, Uruguay y Paraguay) cuentan con sus propios pabellones. Ecuador solo tiene el estand de El Café.

Algunos países, como Argentina y Uruguay, han hecho una gran apuesta por mantenerse en Rusia pese a que las ventas de su producto estrella, la carne vacuna, no ha dejado de caer desde el 2014, cuando este país entró en crisis económica, agravada por el desplome del rublo, que perdió más de la mitad de su valor.

“El comercio entre nuestros países se ha reducido mucho en los últimos años, pero los buenos amigos están para las buenas y para las malas. Por esa razón, llevamos desde el año 2006 en esta exposición”, aseguró en la ceremonia de inauguración el ministro de Agricultura de Uruguay, Tabaré Aguerre.

Argentina, que ha montado un pabellón separado para sus empresas cárnicas, vive una situa­ción idéntica, con pérdida de mercado en este segmento pero decidida a mantener su posición.
“Rusia ha sido un tradicional comprador de carne argentina, aunque en los últimos años hemos sufrido reducción en las exportaciones. El consumidor conoce nuestro producto y por eso esperamos que se recomponga nuestra relación”, dijo el jefe de Promoción Externa del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna de Argentina, Sergio Rey.

También España vuelve a ProdExpo con el refrán de “al mal tiempo, buena cara” por estandarte, porque pese a tener el segundo pabellón nacional más grande con 24 empresas, la presencia española en la feria agroalimentaria más importante de Rusia está lejos del casi centenar que llegó a tener.

El embargo ruso a los alimentos perecederos procedentes de la Unión Europea -adoptado en respuesta a las sanciones de Occidente contra Moscú por su papel en la crisis de Ucrania- mantiene a decenas de empresas españolas fuera del mercado ruso.

Por contra, ese embargo ha beneficiado a los productores rusos, que han presentado nuevos alimentos por valor de USD 4 000 millones para sustituir a los de sus competidores occidentales que se quedaron fuera del mercado.

“Hemos sustituido productos importados. Se trata de quesos, embutidos y otros que antes nos llegaban desde el extranjero”, dijo el viceministro de Agricultura ruso, Yevgueni Gromiko.