Thalíe Ponce Redacción Guayaquil / LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 25
No 1

Una opción casera para los cerveceros

Las cervezas industriales y las cervezas artesanales son distintas. Las primeras son más ligeras y refrescantes; mientras que las artesanales -dentro de las cuales se encuentran rubias, rojas y negras- son más espesas y pueden tener grados de alcohol más elevados (hasta 10).

Así lo explica Fabián Gorostiaga, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Cerveceros Artesanales (SECA). "En las cervezas artesanales se pueden distinguir sabores a café, florales, ahumados...", asegura.

En Guayaquil se venden las cervezas artesanales desde hace unos tres años; existen, al menos, tres marcas. La primera en incursionar en el segmento fue Porteña, en el 2010. Guillermo Guerrero, su propietario, afirma que cuando empezó no había marcas de cervezas artesanales en la ciudad. "Conocía varias en otras ciudades como Quito y Portoviejo pero aquí no había, por lo que me pareció un mercado ideal", cuenta.

Porteña produce cinco tipos: India Pale Ale, Robust Porter, Brown Porter, Scotch Ale y Honey Brew, con recetas inglesas . Además, tiene una de chocolate que se vende de noviembre a marzo.

Esta marca produce 100 litros diarios de cerveza en su planta ubicada en la vía a Daule (norte de Guayaquil). Está disponible en botellas de 300 mililitros y los precios oscilan entre USD 3 y 3,25, dependiendo del estilo.

El sistema de ventas es bajo pedido. Las solicitudes se receptan a través de las redes sociales Facebook y Twitter. Si el cliente requiere servicio a domicilio, el pedido mínimo es de seis unidades; en el caso de retirarlas en la planta, no importa la cantidad.

Otra de las marcas disponibles en el mercado es la cerveza Barracuda, que nació hace un año aproximadamente. La marca elabora cerveza de tipo Weissbier (de trigo) roja, rubia y negra. Las dos primeras poseen 5,5 grados de alcohol, mientras que la segunda es de 7,2.

Barracuda produce unos 500 litros semanales de esta bebida y su venta se realiza de dos maneras: por barriles y por 'pintas' (330 cm³). Los barriles -que contienen unas 45 pintas- se comercializan en USD 55 al por mayor y a 65 al por menor. Las pintas se venden en USD 2.

Las ventas de Barracuda se realizan principalmente en ferias. Gabriel Proaño, propietario de Barracuda, asegura que la cerveza preparada artesanalmente es de mejor calidad que una hecha de manera industrial. Señala como principal diferencia la superioridad en cuanto al aroma, cuerpo y el sabor.

Una tercera marca es Reina, que empezó a comercializarse desde el año pasado y produce 200 litros mensuales. Esta bebida es elaborada a base de trigo Dunkel. Los creadores de esta cerveza son Santiago Dalgo y Ana María Crespo. Ellos afirman que el equipo es fundamental para el proceso de elaboración.

Esta marca se promociona también en redes sociales y participando en ferias como el Mercadillo. Se vende por vasos de medio litro (USD 3) y 12 onzas (USD 1,50). El litro tiene un valor de USD 6.

Para Gorostiaga, el mercado de cerveza artesanal está creciendo en el país. "Hace unos seis años prácticamente no se conocía sobre este producto, hoy hay varios negocios en distintas ciudades".

El SECA capacita a quienes deseen preparar esta bebida de manera artesanal. "Este año ha sido movido porque cada vez hay más gente interesada en aprender", afirma Gorostiaga.

Un proceso manual

Los ingredientes. Las cervezas artesanales tienen como ingredientes principales agua, lúpulo, malta y levadura. En algunos casos se usan otros materiales como azúcar negra, avena y trigo.

Los insumos. Los productores artesanales de Guayaquil coinciden en que estos insumos -excepto el agua- son importados de Bélgica y Alemania.

La elaboración. Los artesanos cerveceros realizan todo de manera manual. Ellos calientan el agua, muelen la malta y controlan las temperaturas.

El target. Los principales consumidores de esta cerveza son hombres y mujeres desde los 20 años en adelante.