placeholder
Jossette Vázquez es la propietaria de El Market Express. Este minimercado ubicado en el corazón de Cumbayá oferta alimentos orgánicos, artesanales y tradicionales. Fotos: Vicente Costales / LÍDERES

Jossette Vázquez es la propietaria de El Market Express. Este minimercado ubicado en el corazón de Cumbayá oferta alimentos orgánicos, artesanales y tradicionales. Fotos: Vicente Costales / LÍDERES

Su idea es una vitrina para lo orgánico y lo tradicional

14 de febrero de 2018 14:29

La idea se concretó en cuestión de meses. En mayo del 2016 Jossette Vázquez, una madre de familia con espíritu emprendedor, tenía en mente un negocio para promover iniciativas de otras mujeres que impulsaban la comida orgánica y artesanal.

El análisis fue rápido. “Estaba dedicada a mis hijos, pero también quería ayudar a mujeres que promocionan sus productos en redes sociales”. Así surgió El Market Express, en Cumbayá, un negocio que abrió sus puertas el 1 de septiembre del año en mención.

Para arrancar, Vázquez se contactó con mujeres que están en grupos como las Wikis o las Destrabadas para que sean sus proveedoras. En esos espacios virtuales existe mucha creatividad y se confirma la tendencia de una alimentación enfocada en alimentos orgánicos o elaborados artesanalmente, cuenta Vásquez en su local, mientras también atiende a los clientes que preguntan por mariscos frescos.

En principio tuvo cerca de 60 proveedores de productos como galletas, mermeladas, lácteos, carnes y más alimentos. La oferta incluía lo orgánico y artesanal, así como lo tradicional. “Si hacía solo orgánico no sé si hubiera crecido. La clave fue no limitar la oferta”.

Los primeros días fueron emocionantes. El local se llenaba de amigos y familiares que compraban. Pero luego de unas semanas, las ventas se estancaron. Entonces Vázquez apeló a las redes sociales. Tanto Facebook como Instagram se convirtieron en sus espacios de promoción. Así fue cómo el negocio levantó cabeza y se consolidó. Hoy cuenta con cerca de 300 proveedores y decenas de clientes por día, que se multiplican los fines de semana.
Los sábados, por ejemplo, llegan padres de familia que desean cocinar en casa. “Nuestros productos se caracterizan por ser de fácil preparación”, añade esta mujer.

El 30% de los clientes llega buscando productos orgánicos y libres de gluten. El 70% restante viene porque le gusta comer rico, bien y gourmet. “Esa es la esencia del mercado al que me dirijo”.

Vázquez reconoce que el negocio de comida es bastante sacrificado. El local abre todos los días y la emprendedora se apoya en un equipo de trabajo: dos mujeres le ayudan en la caja y el pago a proveedores. Una tercera lleva la contabilidad de manera externa.

Esta emprendedora es bastante exigente. Por eso ella se encarga, desde el principio, de probar cada producto que desea estar en las perchas de El Market Express. “Muchas veces llegan productos con unas presentaciones muy novedosas, pero fallan en los sabores o ingredientes. Por eso les doy ciertos consejos y mejoran la calidad. Así ganan los proveedores y cuido la reputación de mi local”.

Uno de los proveedores es Gourmet Andino, una pequeña empresa que elabora mezclas orgánicas de frutos andinos para pastelería. José Luis Quintero, representante de esta iniciativa, cuenta que sus productos tienen buena rotación en el local de Vásquez. “Trabajamos con ella desde hace un año. Cada mes le envío una caja de 24 unidades con nuestros productos”.

Según Quintero, El Market Express es un negocio con mucha afluencia de público. “No es tanto el target al que apuntamos, pero me sirve para posicionar y dar a conocer mi producto”.
En el crecimiento del negocio de Vázquez, las redes sociales se mantienen como una ventana. Ella publica todos los días fotos, recetas y consejos para sus clientes. “Me han pedido franquiciar o abrir locales en Quito, pero no lo haré todavía. El negocio es como un hijo y quiero hacerlo crecer fuerte y sano”.