placeholder

En el país se privilegia el consumo pero falta cultura de ahorro

El GASTO

Daniel V. heredó una casa de sus padres, en el sur de Cuenca, y la arrienda por USD 250 al mes.

También trabaja en una entidad financiera donde gana USD 550, por lo que sus ingresos bordean los USD 800 al mes. Este azuayo es soltero y arrienda un departamento, paga la cuota de su vehículo, gasta en alimentación, gasolina y rubros extras (diversión).

Por ahora no ha identificado la importancia de ahorrar, porque tiene un patrimonio (inmueble). Sin embargo, cuando debe hacer arreglos en la casa que heredó, o se queda sin arrendarla, admite que ocurre un déficit en sus ingresos.

Según el INEC, del gasto corriente total de los hogares ecuatorianos, el 77,2% es monetario y el 22,8% no monetario. Del gasto monetario, el 97,6% es gasto de consumo.

Otro dato clave es que el 58,8% de los hogares tiene capacidad de ahorro, mientras el 41,1% de hogares tiene mayores gastos que ingresos.

Jaime Carrera, director del Observatorio de la Política Fiscal, asegura que este comportamiento de la población no es adecuado para el nivel de crecimiento de una economía. "Un país que mucho consume no ahorra, y si no ahorra no invierte, y si no invierte no produce y no crece", resume Carrera.

Mientras que Daniel Castro, consultor económico, explica que una de las causas de la falta de cultura de ahorro en el país viene de la crisis bancaria de 1999.

Castro asegura que hay quienes en lugar de depositar sus ingresos en la banca los destinan a gastos y adquisición de televisores, vehículos y electrodomésticos de línea blanca.

Añade que lo grave que se ve es que estas adquisiciones se hacen con tarjeta de crédito y no existe ahorro para tratar de comprar esos artículos.

Andrés Mata, director de la Asociación de Almacenes de Electrodomésticos, señala que las ventas de esos artículos subieron en los dos últimos años. Aproximadamente el 65% de los clientes accede a estos bienes por medio de crédito directo.

Otros datos

Los electrodomésticos. En el país, la producción de línea blanca creció un 72% en los últimos cinco años, según estadísticas del INEC.

Las importaciones. En el 2012 el sector importador destinó USD 600 millones para la importación de electrodomésticos (aparatos para el hogar en la línea de audio y video).

Las adquisiciones. Según la Asociación de Almacenes de Electrodomésticos, los productos de audio y video son las estrellas a la hora de comprar, pues se cambian continuamente en los hogares (cada 2 a 4 años). Mientras que en el caso de cocinas y refrigeradoras, superan los 10 años de uso.

Las productoras. Según el último Censo Económico del INEC, 102 empresas fabrican a escala nacional aparatos de uso doméstico. Pero el mercado nacional también da cabida a productos importados, como los de compañías como Haceb y Electrolux.