René Gutiérrez, uno de los fundadores de Api Real. Foto: Paúl Rivas/ LÍDERES
Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Un panal de abejas dio alas a esta iniciativa

Para René Gutiérrez, la apicultura era una actividad que le atraía y que la practicaba eventualmente. En el 2006, cuando trabajaba como carpintero por su cuenta, recibió una visita: un panal de abejas de 'alojó' en una caja de madera que había elaborado.

Al ver de cerca a estos insectos se animó para dedicarse a la producción de miel. Entonces vivía en el sector de Carcelén, en el norte de Quito, y para evitar problemas con los vecinos se mudó a Calacalí (una parroquia en el noroccidente de la ciudad).

Junto a su esposa, Mayra Quishpe, arrancaron el negocio en el que invirtieron unos USD 20 000. El dinero sirvió para comprar una camioneta, madera para panales de abeja, entre otros insumos y materiales. Así nació Api Real, una microempresa que se dedica a la producción de miel de abeja.

La primera producción, en el 2006, fue de 1 tonelada. En principio, no sabían cómo comercializar la miel, por lo que decidieron participar en la Feria de Durán. Gran parte del producto se vendió y conocieron a nuevos clientes.

Una de sus fortalezas fue que ofertaron sus seis variedades: miel negra, miel de flores de ñacha, miel de flores de eucalipto, miel de alfalfa y trébol, miel de flores de moras silvestres y multiflora.

Asimismo, han participado en otros eventos como la Feria Texturas, Colores y Sabores, organizada por Quito Turismo, desde el 2010.

Hace dos años, la micro­empresa participó en un concurso para emprendimientos organizado por Quito Turismo, en el que alcanzaron el segundo lugar. Se hicieron acreedores de un local en el sector de La Ronda (centro de Quito).

Ahora, Api Real también elabora otros productos a partir de la miel, como polen, propóleo, bálsamos de labios, cremas faciales, repelentes, desodorantes y jabones medicinales. Su facturación promedio mensual es de USD 4 000.

Gustavo Cabezas, arquitecto, es cliente de Api Real, él comenta que adquiere dos veces al mes miel de abeja para su casa. Cabezas destaca la pureza y el sabor de la miel, "que se diferencia de otras que están en el mercado.

En ello coincide Belén Cordero, diseñadora de interiores. "El sabor de la miel es especial, por eso llevo cuatro años comprándola". Al mes, Cordero adquiere unos dos litros; también compra otros ítems, como cremas y champú La miel

Los panales. Actualmente, Api Real cuenta con panales en El Tingo, Guay­llabamba y Cayambe.

La planta. El procesamiento de la miel lo realizan en su base de operaciones ubicada en Carcelén.

Producción. En temporada alta cosecha 1 tonelada de miel.

Cifras. 4 000 dólares factura al mes