placeholder
Carlos Yépez, Daniel Durán y Andrés Guerrero son tres de los cuatro socios. El negocio tiene seis parrillas. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Carlos Yépez, Daniel Durán y Andrés Guerrero son tres de los cuatro socios. El negocio tiene seis parrillas. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Las parrillas móviles son la marca de esta iniciativa

24 de julio de 2017 15:27

En Quito crece un negocio que se caracteriza por ofrecer parrillas móviles en las que se preparan choripanes. Se llama Grillmachine y está conformado por cuatro socios y sus triciclos. El choripán de este negocio se ofrece a domicilio, así como en eventos sociales y corporativos en Quito y sus alrededores.

Los creadores de esta iniciativa son Andrés Guerrero, Carlos Yépez, Daniel Durán y Daniel Grijalva. “Los cuatro sabemos hacer de todo. Preparación del chorizo, elaboración de las salsas, el manejo de las máquinas…”, comenta Durán. Los creadores del negocio tienen claro el enfoque: brindar una experiencia al consumidor con capacidad de ofrecer sus servicios en terrazas, piscinas o espacios cerrados de casas u oficinas.

Grillmachine también se caracteriza por su chorizo artesanal, el pan fresco para acompañar y sus salsas originales. Estas últimas son recetas que provienen de los socios, como la mayonesa con chimichurri, y la salsa barbacoa con el “toque de la casa”.

Los socios concuerdan que emprendieron para tener seguridad en su empleo. Guerrero se siente motivado por el hecho “hacer que algo crezca”. Para Yépez la clave está en “crear y ser dinámico”. Durán, por su parte, agrega que ser emprendedor permite “desarrollar habilidades y aptitudes”.

Grillmachine nació en “una lluvia de ideas” el 16 de abril de 2016: El día del terremoto que golpeó a Manabí y Esmeraldas, estos emprendedores estuvieron reunidos pensando en un negocio propio.

Luego de las ideas pasaron a diseñar los prototipos de las parrillas móviles que fuero hechas por manos ecuatorianas. Los socios invirtieron USD 1 000 en el primer modelo.

Pasaron ocho meses desde que se generó la idea hasta que sirvieron sus primeros choripanes, en diciembre del año pasado. Los socios reconocen que una de las dificultades que enfrentaron fue la investigación del producto, ya que fue difícil encontrar un embutido acorde a lo que buscaban.

No obstante, el grupo no se desalentó ya que no consideró a los problemas como dificultades, sino como desafíos por superar.

Hoy en día Grillmachine tiene seis parrillas móviles, vende alrededor de 220 choripanes a la semana y factura, en promedio, USD 3 500 al mes. Las parrillas móviles pueden cubrir hasta dos eventos a la vez. El negocio busca expandirse a otras ciudades del Ecuador y desarrollar su “capacidad de producción”.

José Miguel Naranjo es un cliente de Grillmachine y se considera un admirador del emprendimiento. Él dice que los ha contratado para eventos como cumpleaños y comidas de oficina. “Es algo innovador”, agrega. Como fanático del choripán, Naranjo declara que Grillmachine tiene el mejor del Ecuador.

Adicionalmente, considera que los socios del negocio tienen mucho “carisma” y que uno “se siente como en familia” con el grupo. “Salir de lo común es lo que me impactó”, concluye Naranjo.