placeholder
Coelho contó que entre 2008 y 2009 el HSBC comunicó a todos sus clientes que una lista había sido robada por un ex técnico de informática, y que la misma podía llegar a manos de la prensa, pero no especificó quién integraba la nómina. Foto: Xoan Rey/ EFE

Coelho contó que entre 2008 y 2009 el HSBC comunicó a todos sus clientes que una lista había sido robada por un ex técnico de informática, y que la misma podía llegar a manos de la prensa, pero no especificó quién figuraba en la nómina. Foto: Xoan Rey/ EFE

Paulo Coelho cerrará cuentas HSBC tras figurar en lista filtrada

23 de March de 2015 15:08

El escritor brasileño Paulo Coelho dijo que cerrará sus cuentas en el banco HSBC de Suiza debido a que nadie le avisó que integraba la lista filtrada por un exempleado de la filial del banco británico en Ginebra, en la cual figuran cuentas sospechosas de evasión fiscal.

"Deduzco que ellos (las autoridades del banco) sabían quién estaba en la lista y que podían al menos haberme dicho. Creo que se quedaron con miedo de que yo cerrara la cuenta. La cerraré la semana que viene", dijo el renombrado escritor en declaraciones que divulga hoy el diario 'O Globo'.

Coelho se enteró el pasado 17 de marzo que integraba la nómina entregada en 2008 a las autoridades por el extécnico informático de la filial suiza del HSBC Hervé Falciani. Al ser consultado sobre la vinculación de su nombre con tres cuentas del banco, Coelho envió al rotativo brasileño documentos que comprueban que esas cuentas fueron declaradas a las autoridades brasileñas. En las mismas, el artista recibe parte de sus ingresos por derechos de autor.

Coelho contó que entre 2008 y 2009 el HSBC comunicó a todos sus clientes que una lista había sido robada por un extécnico de informática, y que la misma podía llegar a manos de la prensa, pero no especificó quién figuraba en la nómina. Agregó que la aparición de su nombre lo tomó por sorpresa. "Cuando los artículos comenzaron a salir, no imaginé mi nombre allí. Pensaba que la lista tenía solamente las cuentas que no habían sido declaradas (en los países de origen de los clientes)", dijo el escritor, quien defendió la obligación de la prensa de divulgar todas las informaciones posibles sobre el caso. "Es, sí, papel de la prensa informar con el máximo de claridad posible", indicó.

"Las autoridades brasileñas sabían que yo recibía dinero fuera del país", aclaró Coelho, quien reside en Suiza desde 2008. En total, 8 667 brasileños poseen cuentas numeradas en la agencia "private bank" del HSBC en Ginebra. Esas cuentas tienen la particularidad de que sus dueños son identificados únicamente por un código, lo que mantiene sus nombres en secreto.