Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 18
No 2

El pepino dulce se cultiva al calor de los valles ecuatorianos

Para llegar al valle de Piñancay, ubicado a tres kilómetros de la cabecera cantonal de Chunchi (al sur de Chimborazo), se transita por una vía asfaltada y un camino de segundo orden. Allí, Manuel Rodríguez, uno de los 150 productores de pepino dulce de esta comunidad, recorre lentamente por la plantación en busca de los verdes frutos.

El pepino dulce, según el informe Frutales Andinos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), es originario de la región andina. El documento añade que su producción fue importante durante las épocas prehispánicas.

En algunos países se los denomina como cachum, kachuma, peramelón y ‘mataserrano’, por una leyenda peruana.

Según el Banco Central, 51 toneladas se han exportado en lo que va del año. Esto para la partida arancelaria correspondiente a pepinos frescos. “El mercado alemán demanda pepino melón (dulce)”, señala la exportadora Renata Basabe. Ella destaca la resistencia del fruto que llega a puertos europeos sin necesidad de refrigeración para los siete días de viaje.

La hectárea que destina Rodríguez para el cultivo del pepino dulce se ubica sobre los 2 000 metros de altura y entre los 14 y 18 grados de temperatura. Él indica que una mata genera unos 25 pepinos en solo una semana. A los cinco meses de su siembra empieza la cosecha que le da al productor hasta 120 sacos mensuales, un equivalente a 6 000 kilos.

Los suelos arenosos de buen drenaje son los más óptimos para sembrar este fruto ovalado con extremos redondeados. Las semillas y estacas enraizadas son óptimas para su propagación controlada.

“El pepino dulce es reconocido por sus propiedades diuréticas. Las rayas violetas longitudinales indican que el fruto está maduro”, indica Jesús Sarmiento, otro productor situado en el sector La Esperanza, de Piñancay.

Sarmiento indica que cada saco de pepino dulce (con unos 150 frutos) se comercializa entre los USD 7 y 10. La producción de este valle agrícola, por ejemplo, se comercializa principalmente en Alausí, Riobamba y Cañar.

Este agricultor señala que las principales afecciones que sufren las plantaciones están relacionadas con la plaga denominada ‘lancha’, una coloración oscura en las hojas determina que el mal dejará improductiva a la planta.

Según datos del Ministerio de Agricultura, a escala nacional, la producción del fruto se ubica en Ibarra, Checa, San Antonio de Pichincha, Patate, Píllaro, Vilcabamba, Loja... Unas 3 200 toneladas de pepino se produjeron en Ecuador en el 2010 según datos de la FAO.

Un análisis de la ingeniera agroindustrial Edilma Jurado, explica que 100 gramos de pulpa de solanum muricatum (nombre científico) están compuestos -entre otros elementos- por 29,7 gramos de vitamina C, 30 miligramos de calcio, 26 gramos de calorías y un 92% de agua.

La nutricionista Martha Medranda explica que este contenido de líquidos convierte al fruto en una opción dietética. “La recomiendo para pacientes que buscan alternar el consumo de sandías y piñas en sus comida”, indica la especialista.

En el valle de Piñancay, los productores alistan los quintales de pepino antes de que un intermediario las traslade a poblados de la Sierra centro.

Fruto andino

  • El mataserrano. Una leyenda peruana originada en épocas coloniales sugería que el consumo de pepino luego de la ingesta de licor podría ocasionar la muerte.
  • Sus vitaminas. Los factores nutricionales señalan vitamina A, B1, fósforo, hierro y carbohidratos.