placeholder

Un plan de ayuda para 3 000 despedidos

El Ministerio de Trabajo de Costa Rica anunció que llevará a cabo un proyecto junto con el sector tecnológico y empresarial del país, para que cerca de 3 000 personas que serán despedidas a lo largo de este 2014, por el cese de operaciones de dos empresas, se incorporen en nuevos puestos de trabajo.

La intención es poner en marcha un proyecto de formación en "emprendimiento y cooperativismo", dirigido a personas que salen de Intel y Bank of America, pero abierto a otros interesados.

"La promoción de las cooperativas para el desarrollo de un emprendimiento es clave para el desarrollo de Costa Rica. Vamos a aliarnos a organizaciones y asociaciones para dar respuesta a estas personas que se quedan sin trabajo, pero que no quedarán desamparadas, porque van a continuar con el apoyo del Gobierno", indicó en un comunicado el ministro de Trabajo, Olman Segura.

Esta iniciativa nace luego que el pasado 8 de abril, la multinacional tecnológica Intel informara del cierre de su planta de ensamblaje de microprocesadores en el país centroamericano, lo que significa el despido de 1 500 trabajadores.

Además, la empresa estadounidense Bank of America también anunció el cierre de sus operaciones en Costa Rica, lo que supone el despido de unos 1 400 trabajadores de sus centros de llamadas de atención a clientes.

"Hemos planteado la existencia de un déficit de técnicos y profesionales para el sector tecnológico y digital en particular. Se trata de recurso humano que se libera y que podría ser absorbido de manera pronta por otras empresas que ya están produciendo en el país", indicó en un comunicado el presidente de la Cámara de Tecnologías de Información y Comunicación (Camtic), Alexander Mora.

Con el proyecto se plantea el trabajo en tres fases: la caracterización de la población afectada, habilitación de servicios de orientación laboral y coordinación con servicios de promoción de autoempleo o emprendimiento. El objetivo es que ese personal especializado se incorpore a firmas de tecnologías digitales o se conviertan en emprendedores con sus propias empresas o cooperativas.

El ministro Olman Segura explicó que la junta directiva del Instituto Nacional de Fomento Cooperativo dispone de 420 millones de colones (unos USD 780 000), que servirán de capital inicial para los proyectos cooperativos de los trabajadores interesados.

El Ministerio de Trabajo colaborará junto con el Camtic, la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo y la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), además de distintas organizaciones y asociaciones públicas y privadas para llevar a cabo esta iniciativa.