placeholder
Pedro Maldonado O.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Al plan de financiamiento del METRO todavía le faltan respuestas

El Metro de Quito es un proyecto que se encuentra en la etapa de buscar recursos. El Gobierno Nacional, el Municipio de Quito, organismos multilaterales y entidades estatales están detrás del financiamiento de la obra, cuya primera etapa de construcción empieza en diciembre; se calcula que estará terminada en el 2016.


Infografía

La obra tiene un costo de USD 1 500 millones, según las cifras del Municipio capitalino. Hasta el momento, el Gobierno Nacional, el Cabildo quiteño y el Banco Europeo de Inversiones ya aseguraron su parte para el financiamiento. La entidad europea, por ejemplo, aprobó en julio un crédito por USD 250 millones.

¿Qué tan complicado es obtener financiamiento para una obra como la mencionada? Para Édgar Jácome, gerente de la Empresa Pública Metropolitana Metro de Quito, el trabajo para buscar recursos ha sido intenso y duro. “Hace un año y medio tocamos las puertas del Banco Europeo de Inversiones, presentamos el proyecto, generamos el interés y logramos el crédito”.

Ahora, los responsables de la obra mantienen contacto con organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo o el Banco de Desarrollo de América Latina, antes llamado CAF (ver página 13)

Jaime Carrera, del Observatorio de la Política Fiscal, considera que en obras de envergadura como el Metro de Quito es importante que exista una licitación abierta a las mejores empresas del mundo, sin ningún prejuicio ideológico. De esa manera, asegura este analista, se obtiene una amplia gama de oferentes lo que permitirá escoger lo mejor con menores costos y con mayores tecnologías.

La empresa que administre el proyecto, agrega Carrera, tiene que pensar en rentabilidad y eficiencia. “Se requieren aportes del Estado y del sector privado para que sus capitales velen por la eficiencia y por la sostenibilidad del proyecto”.

Otra opción de financiamiento es mediante la emisión de acciones y emisión de deuda. En esto coinciden Carrera y Juan Fernando Carpio, catedrático de la Universidad San Francisco de Quito. Este último recomienda que para obtener recursos se hable con gobiernos ‘serios’ que tengan participaciones mixtas con empresas del ramo. “Luego, lo recomendable es llamar a las ‘top 5’ a concursar por la obra”.

En cuanto a los financistas, los consultados señalan que siempre pesan los multilaterales y su capacidad de entregar créditos. Un ejemplo es lo que ocurre con el tren metropolitano de Bogotá, que tiene recursos del Banco Mundial.

MIRE EL RESTO DEL INFORME AQUÍ:

Deuda externa, BIESS, emisión de títulos... son las opciones

Una asignación permanente debe ser un requisito

Una opción para los países de la región


MIRE UN ARCHIVO DEL PRESUPUESTO. HAGA CLICK AQUÍ