La empresa tiene 12 líneas de extrusión,es decir, de moldeo del plástico que se convertirá en empaques, además de dos líneas de corte y una máquina recicladora. Fotos: Mario Faustos / LÍDERES

La empresa tiene 12 líneas de extrusión,es decir, de moldeo del plástico que se convertirá en empaques, además de dos líneas de corte y una máquina recicladora. Fotos: Mario Faustos / LÍDERES

Evelyn Tapia
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 4
No 0

Empaques plásticos para todo

6 de septiembre de 2015 15:59

La tecnología israelí que Plastigomez incorporó en el 2007 a sus procesos marca un hito en su historia, que le ha permitido aumentar un 11% sostenido en ventas.

La empresa, presidida por Xavier Gómez, nació en 1979 y funciona en una planta ubicada en la vía Perimetral de Guayaquil, en donde se producen empaques de polipropileno y polietileno (FDA), en un volumen total de 350 toneladas de producto al mes, en promedio, que se distribuyen entre 300 clientes a escala nacional.

“Mi padre tenía un almacén de plásticos y yo trabajé en una empresa importadora de polietileno, de ahí vino la idea de incursionar con una pequeña planta y hemos ido creciendo”, recuerda Gómez.

El portafolio de la empresa incluye artículos como rollos de plásticos y fundas, que pueden ser pigmentadas o con impresión de logo y marca; además de empaques laminados con varias capas.

Estos productos se usan principalmente en la industria alimentaria, como empaques para ‘snacks’, alimentos congelados, golosinas, empaques de servilletas, papel higiénico, entre otros.

Uno de sus mayores clientes en este último grupo es la multinacional Familia Sancela, que compra empaques plásticos en rollos y fundas transparentes y con impresos hace nueve años.

“Destacamos la calidad en sus productos, la disposición de servicio al cliente que nos ofrecen y cumplimiento. Estamos satisfechos con el servicio de Plastigomez, porque está en constante actualización y mejora en sus procesos para transferirlos a sus clientes”, dice Paula García, jefa de compras de Grupo Familia.

Presidente Xavier Gómez

Gómez reconoce que la empresa ha crecido en un mercado competitivo, por lo que en el 2007 se invirtieron USD 250 000 en un software israelí, para manejar inventarios y así tener una mejor optimización de recursos. “Este es un sector competitivo, pero tenemos una ventaja decisiva”.

La función del programa es enviar información actualizada, constante y automática de la cantidad de producto que tiene en ‘stock’ el cliente, así como la materia prima de la empresa.
“Así, tenemos la información de los saldos y sabemos cuándo y en qué cantidades se deben reponer automáticamente. Es una reposición con base en consumos reales y así se evita que la empresa tenga producto de más”, añade el titular de la compañía.

Esta inversión, que les ha permitido manejar una producción inteligente y puntualidad en las entregas a sus clientes, va atada también con inversión en calidad.
Actualmente la empresa dispone de 12 líneas de extrusión (moldeo del plástico).

El año pasado la empresa realizó una inversión de alrededor de USD 2 millones, en nueva maquinaria, y para el 2016 espera volver a invertir una suma similar. “Una de las adquisiciones más importantes fue la máquina flexográfica, que permite mejor impresión con más rapidez”, explica Gómez.

La empresa posee la certificación ISO 9001 y trabaja en obtener el certificado ISO 22 000.
El empresario reconoce que ha habido una ligera tendencia a la baja en los precios de su materia prima, pues el polipropileno y polietileno son derivados del petróleo, y por la caída del precio estos productos también se han abaratado. Sin embargo, el sector también ha atravesado períodos difíciles, debido a algunas políticas de restricción de importaciones que han afectado a sus clientes.

Pero esta situación no ha detenido el crecimiento de la empresa, dice Gómez, por lo que este año espera invertir USD 200 000 en la ampliación de un galpón.