placeholder
Juan Carlos Calderón y Alfred Navarro, de Ingram Micro (centro) junto con más integrantes de Singularity Technologies, en Quito. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

Juan Carlos Calderón y Alfred Navarro, de Ingram Micro (centro) junto con más integrantes de Singularity Technologies, en Quito. Foto: Diego Pallero / LÍDERES

La plataforma que da valor a tres actores

7 de diciembre de 2017 17:13

Un viaje a Miami en el 2012 y una serie de ‘casualidades’ dieron paso a una ‘startup’ ecuatoriana. Se trata de Singularity, una integradora y estructuradora de negocios tecnológicos.

En palabras sencillas, este emprendimiento de base tecnológica es una plataforma para integrar pequeños comercios y ponerlos en contacto con grandes entes financieros y con distribuidoras de productos de consumo masivo que son las que proveen a estas pequeñas empresas.

Así lo explica Juan Carlos Calderón, de Singularity Technologies. Este ecuatoriano se estableció en Miami, por trabajo, y allí fue contactando a otros expertos en temas tecnológicos. “Lo que hacemos es traer a la mesa a los mejores proveedores de hardware, software y conocimiento para hacer proyectos tecnológicos. La diferencia con la competencia es el modelo de negocio que genera valor para todas las partes”.

En este trabajo, la ‘start up’ ecuatoriana se apoya en Ingram Micro, una proveedora de hardware y software. Entre las dos apuntan a desarrollar soluciones para el sector de las ‘fintech’, es decir, para el mundo de las tecnologías aplicadas en el mundo financiero.

Tras una serie de reuniones y análisis, Singularity Technologies arrancó su proyecto en el 2015. “Entramos al mercado de medios de pago porque es un segmento que tiene muchos participantes”, detalla Calderón, quien retornó de Miami para emprender en su país. En la actualidad, este emprendimiento cuenta con un equipo de cinco personas en Quito.

Según los responsables de la ‘start up’, el proyecto cuenta con todos los factores críticos de éxito determinados por el Foro Económico Mundial y con el interés de empresas. Singularity ya tiene distribuidoras de productos masivos interesadas en participar del modelo de negocio.

Ingram está manejando el piloto con gran expectativa a nivel regional. La idea es que esta firma de hardware y software desarrolle en Ecuador un piloto para evaluar resultados y replicar el modelo con los mismos jugadores en el resto de la región. Alfred Navarro, vocero de Ingram, tiene fe en el proyecto: “la tecnología crea buenos clientes. La tecnología incentiva el consumo”.