Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 1
No 0

Desde su portal se satisface al hambriento

Líneas telefónicas ocupadas, dudas sobre el menú de un restaurante o desconocer las promociones que estos sitios ofertaban, fueron algunas de las razones que motivaron a los esposos Luis Villarroel y Zamary Cumbe a crear el sitio www.tenemoshambre.com.

En el portal, los clientes colocan la dirección en donde están ubicados. Luego, en el sitio se despliega la oferta gastronómica para el sector en el que se va a realizar el pedido. El usuario registra sus datos y anota lo que desea consumir y el servicio de tenemoshambre.com lo confirma. Ellos envían el pedido al restaurante, en donde se encargan de verificar la solicitud, el tiempo de entrega y la transacción. El emprendimiento es un puente entre el cliente y el restaurante.

Villarroel es ingeniero en Informática y la dinámica de su trabajo lo tenía ‘preso’ a una computadora. Dice que pasaba en su oficina 24/7 (24 horas y los siete días de la semana), mientras laboraba en proyectos de desarrollo de software, y casi siempre solicitaba comida a domicilio.

Al no encontrar opciones en Internet para hacer un pedido decidió, con su esposa, empezar con su proyecto en octubre del año pasado. Invirtió USD 30 000. El dinero salió de ahorros y préstamos. Con ese capital desarrolló el soporte tecnológico. El dinero también fue invertido en la publicidad del negocio (volantes, carpetas de presentación, tarjetas…).

En esa inversión no se suman los gastos operativos ni el desarrollo de la página, que más de un 50% salió de la creación de Villarroel. El porcentaje restante provino de aportes y contribuciones de amigos.

Cumbe es la gerenta de Ventas. Ella se encarga de visitar a los clientes (restaurantes) y comercializar la idea. Gracias a su gestión, el emprendimiento tienen 19 locales que ya participan de la dinámica.

Hoy, el portal recibe unos 20 pedidos al día. Es decir, mueve un promedio mensual de USD 9 000 en ventas. Tomando en cuenta que, en promedio, cada pedido es de unos USD 15.

El objetivo para el 2013 es alcanzar el 5% del mercado de los pedidos a domicilio en Quito, para mejorar la rentabilidad y proyectarse hacia otras ciudades.

Facebook se ha convertido en su plataforma de publicidad. Allí tienen más de 10 000 fans. Uno de los problemas a los que se enfrenta el emprendimiento es la poca cultura de compra por Internet, segúnVillarroel. Dice que aún hay temor de comprar en por la web y es una traba. Por eso colocó un chat en el portal, para mejorar la comunicación con los clientes.

Andrés Carrión, ejecutivo de Pizza Planet, explica que el plan de negocio y expansión de tenemoshambre.com es bueno. En su negocio, por ejemplo, entre un 15 y 20% de pedidos son realizados por Internet y con una tendencia al alza.

Jenny Camacho, jefa de Marketing, grupo TCG, aplaude el emprendimiento del matrimonio Villarroel Cumbe. Según ella, el despunte de la idea será cuando la gente deje de temerle a Internet.