placeholder
BANGKOK, EFE
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

La Premier League suma puntos en Asia

La Premier League aprovecha el descanso navideño de las demás grandes ligas de fútbol europeas para ampliar su popularidad entre una afición asiática, cuyo crecimiento en poder adquisitivo atrae el mercado del Viejo Continente.

La festividad anglosajona del Boxing Day, que se celebra un día después de Navidad, ofrece cada año a la Liga inglesa “una ventana de tiempo exclusiva, en la que solo sus partidos son televisados, lo que se traduce en una ventaja en audiencia”, indica Ian Mathie, portavoz de la agencia de representación deportiva World Sport Group.

El calendario del torneo inglés también tuvo partidos el 29 de diciembre, y los tendrá en Año Nuevo. Esto no ocurre ni en España ni en Italia, donde los encuentros se reanudan el 6 de enero; en Francia el campeonato reinicia el 12, y en la Bundesliga (Alemania), el 19.

Mientras la Premier se beneficia desde hace años de los derechos televisivos y la comercialización de productos en Asia, sus “homólogas” europeas compiten por entrar en el lucrativo mercado asiático.

“Como cualquier compañía multinacional, los clubes de la Premier está atentos al crecimiento económico en Asia. Con el aumento en la renta de la clase media, el gasto en actividades de ocio y deporte se dispara”, apunta el Vicepresidente de la agencia deportiva con sede en Singapur y especializada en el sudeste asiático y Australia.

Mathie remarca que el campeonato inglés “fue la primera competición extranjera en llegar a Asia, y tiene unos horarios de partidos más favorables a la zona asiática que el resto de ligas”.

La Premier, que hace coincidir el horario de algunos partidos con el ‘prime time’ de las televisoras asiáticas, recibió en el 2011 más de 1 150 millones de euros (USD 1 520 millones) por la cesión de retransmisión de los encuentros a los operadores de Asia, según datos aportados por la agencia deportiva.

Skynet, la principal compañía de televisión por cable de Birmania (Myanmar), un país inmerso en un proceso de democratización y con apertura al exterior tras medio siglo de férrea dictadura militar, adquirió el pasado noviembre los derechos para retransmitir el fútbol inglés durante tres temporadas a cambio de USD 40 millones (más de 30 millones de euros).

“El resto de ligas europeas está comenzando a seguir los mismos pasos”, pero cuentan con un retraso de varios años para ganarse la audiencia asiática, sentencia Mathie.

Los aficionados en Asia no siguen a las escuadras deportivas por “su lugar de procedencia”, sino que sopesan razones “históricas, deportivas o por los jugadores estrellas”, según el experto.

A medida que la economía de los países asiáticos crece, el número de aficionados abonado a la cuota de televisión por cable aumenta. “Puedes ir al rincón más recóndito y aislado donde haya electricidad, y encontrar una tetería, bar o restaurante donde se retransmita un partido de fútbol”, apunta Sean Turnell, experto de la universidad australiana de Macquarie para asuntos de Birmania.

En junio, la Real Federación Española de Fútbol anunció la firma de un convenio con una compañía china para celebrar la Supercopa en Pekín a partir de 2013 y durante cinco temporadas a cambio de 30 millones de euros (USD 39 millones), un acuerdo al que Barcelona y Real Madrid se oponen. Esta disputa de torneos menores en el continente asiático no es nueva. Las dos últimas ediciones de la Supercopa italiana se disputaron en Pekín, y cuatro equipos de la Premier participan en un torneo conocido como ‘Premier League Asia Trophy’.