placeholder
Luz Elena Coloma (segunda desde la derecha)  ofrece detalles del premio, que se entregará en noviembre. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Luz Elena Coloma (segunda desde la derecha) ofrece detalles del premio, que se entregará en noviembre. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Un premio para las prácticas ejemplares

19 de junio de 2017 17:31

La Corporación Líderes para Gobernar, una organización no gubernamental ecuatoriana, llamó la semana pasada a todas las instituciones del Estado a participar en un concurso que premiará las mejores prácticas, aquellas que inciden positivamente en la vida de los ciudadanos.

El proyecto cuenta con el apoyo técnico del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la organización ONU-Mujeres, el Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), IDE Business School, Universidad de los Hemisferios, Universidad Técnica Particular de Loja y la firma Deloitte.

La iniciativa de la Corporación tomó como base una experiencia similar desarrollada en Perú, que también consiste “en un ­premio a la buena gestión pública”, ­

Aunque la versión en Ecuador ­tiene la virtud de ligar sus pro­pósitos a los Objetivos de Desarrollo Sustentable de la ONU, precisa Luz Elena Coloma, portavoz de la ­Corporación.
La Corporación
convocó a las instituciones del sector público local, con residencia en el país o en el extranjero, para que participen en la segunda edición del concurso. Coloma indica que la iniciativa tiene como objetivo “visibilizar” aquellas buenas prácticas del ­sector público, para que puedan ser replicadas por otros estamentos del Estado.

Según ella, es recurrente la crítica a las instituciones públicas por el papeleo y la lentitud, pero remarcó que en la primera edición del concurso, el año pasado, se puso en evidencia que hay muchas iniciativas que permiten agilizar y mejorar la atención pública.

Coloma explica que las instituciones públicas podrán inscribirse y registrarse por Internet hasta finales de julio, cuando se cierren las postulaciones para dar paso a un proceso de verificación y ­calificación a cargo de un jurado de alto nivel.

Las bases del concurso establecen seis categorías: igualdad de género; gestión de riesgos; protección del medioambiente; educación; salud y saneamiento; y competitividad.

Esta edición busca conjugar las categorías del concurso con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles de Naciones Unidas, con el fin de que las iniciativas de buenas prácticas públicas contribuyan también en la concreción de esas metas de la humanidad.

La ceremonia de premiación del concurso se efectuará el 22 de noviembre próximo y, según Coloma, el certamen busca que la obtención de un premio, para una entidad pública, suponga un motivo de orgullo y de ejemplo.

Además, la Corporación Líderes para Gobernar presentará una publicación basada en estudios efectuados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) sobre la percepción ciudadana sobre los servicios públicos. El índice, elaborado por la ONG, es una compilación de información del INEC, desde el 2014, con el que se ha elaborado una puntuación sobre diferentes aspectos del sector público.

Por ejemplo -señaló Coloma- se conoce que los servicios esta­tales más utilizados en Ecuador son el transporte público, el Registro Civil y la salud pública.

El Servicio de Rentas Internas (SRI) es uno de los mejores calificados por los usuarios, así como la educación pública secundaria y la universitaria.

En la edición del año pasado hubo cuatro categorías. En la categoría simplificación de trámites para empresas, la práctica ga­nadora fue la automatización de los procesos de comercio exterior del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador.

En la categoría simplificación de trámites para ciudadanos, la idea premiada fue el registro en línea, que está a cargo del Registro Civil. Otra categoría fue protección del ambiente y preservación de ecosistemas: la ganadora fue la gestión del patrimonio natural en el Distrito Metropolitano de Quito.

Y la cuarta categoría fue la de acceso a servicios básicos, en la que el premio fue para el programa Aprendamos, una oportunidad para superarnos, del Municipio de Guayaquil.