placeholder

La prevención, buena práctica empresarial

8 de mayo de 2016 10:54

La organización de brigadas o grupos de colaboradores en las empresas que puedan responder de manera eficiente e inmediata ante desastres naturales, es una de las principales claves para proteger a los trabajadores durante siniestros. Durante y después del terremoto de 7.8 grados en escala de Richter, ocurrido el pasado 16 de abril en las costas ecuatorianas, las empresas activaron sus planes de contingencia y emergencia.

Pero esta estrategia también debe activarse ante cualquier eventualidad, con fines preventivos. En el país existen empresas que a través de sus departamentos de riesgos o salud ocupacional cada año capacitan a los colaboradores sobre zonas seguras, primeros auxilios y otros temas afines.

Toda esta capacitación integral se realiza por fases: en el antes, durante y después de un siniestro. Esto permite evaluar los tiempos de respuesta de los planes de contingencia y voluntarios.

La empresa de envíos y logística DHL, por ejemplo, cuenta con una Unidad de Seguridad Médica conformada por especialistas en seguridad, salud ocupacional y médicos. A través de capacitaciones, todos los años esta unidad activa el Equipo de Brigadistas de Emergencia que está conformado por 12 colaboradores voluntarios de la compañía en las cuatro oficinas ubicadas en Quito, Guayaquil, Manta y Cuenca.

Según voceros de esta firma del sector logístico, primero se elabora un plan de emergencias. Después se organizan capacitaciones, se enseñan los procedimientos de evacuación, zonas de riesgo; se realiza simulacros para detectar errores y mejorarlos.

DHL también explica que todos los meses se envía información mensual a sus colaboradores para dar a conocer ‘tips’ o consejos sobre el tema de riesgos en el trabajo o desastres naturales; además utiliza señalética sobre zonas seguras, de evacuación, entre otras acciones. Además, su plan de emergencia se actualiza cada año, lo que permitió identificar tipos de emergencias que pudieran ocurrir, como: incendios, sismos, terremotos, caída de ceniza, erupciones o amenaza de bomba.

Esta compañía, luego del terremoto que afectó a Esmeraldas y Manabí, activó su comité de crisis, integrado por la unidad de seguridad y gerentes con miras a proteger a sus colaboradores e infraestructura. En las oficinas de Guayaquil se presentaron daños menores indica DHL.

Esta compañía, luego de este siniestro mantiene un monitoreo constante de la información oficial con respecto al terremoto. Asimismo, la firma cuenta con un equipo de respuesta ante desastres (DRT por sus siglas en inglés) que también apoya en el rescate de víctimas.

Por su parte, Cervecería Nacional (CN), el año pasado, como parte de un proceso de homologar planes y protocolos internos, creó un manual de salud y seguridad que también lo comparten con clientes y proveedores. Este documento, ante el tema por desastres naturales, maneja cuatro instancias .

La primera es el comité que permite la implementación del manual en todas las áreas de la empresa; la segunda instancia responde a que todas las áreas evalúen los posibles riesgos. Producto de esto, se elaboran los planes de mitigación y control de riesgos.

La tercera acción se focaliza en el departamento de Seguridad Industrial, dependencia que monitorea y supervisa que todas las normas técnicas se cumplan. Y finalmente viene el Comité de Crisis; este activa el plan de emergencia de ser el caso.

De manera preventiva, y acorde con todo este protocolo, Cervecería Nacional identificó 17 posibles riesgos que pondrían en peligro a sus colaboradores y al área de producción, entre los que se incluyen desastres naturales.

Por ejemplo, durante el terremoto de hace tres semanas, luego de activarse el plan de emergencia, se establecieron líneas de comunicación en el comité respectivo. La idea era ejecutar el plan de ayuda directa para colaboradores y entidades de socorro a escala nacional, especialmente en Manabí, la provincia más afectada.

Posteriormente se brindó asistencia a trabajadores y ayuda social a los damnificados.
Los sellos de calidad son parte de la gestión de riesgos. La operadora de telefonía Claro, debido a las diversas actividades realizadas en el ámbito de seguridad y salud, cuenta con la Certificación OHSAS 18001 que certifica la gestión.

Cada año, la parte gerencial y los trabajadores de Claro asisten a capacitaciones sobre los planes de emergencia y de contingencia; y luego de esto se evalúa el nivel de conocimiento. Asimismo, como medida ante un posible desastre natural o catástrofe, también realizan simulacros y se envía boletines de seguridad con consejos para los colaboradores y familias.
En esta etapa, también se organizan brigadas de emergencias y evacuación, guiados por líderes de piso, indicó vía correo electrónico esta firma.

Durante un desastre, como el terremoto reciente, Claro activó frentes para atender la emergencia, como: revisión de las instalaciones de trabajo, refuerzo con los líderes de piso, comunicación entre todos los colaboradores; también puso a disposición de sus trabajadores un equipo de especialistas, compuesto por psicólogos clínicos, médicos, trabajadoras sociales y especialistas de talento humano, para atender sus necesidades básicas y de apoyo psicológico y médico, extendiendo la ayuda a sus hijos.