Redacción Quito
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 31
No 2

En los primeros tres años ya suman 23 locales

El cliente siempre ha buscado un lugar todo en uno. No tan grande como un supermercado, ni tan pequeño como una tienda de barrio; que también tenga un gran surtido de comida rápida. Estas son las exigencias del comprador actual. Del oficinista que busca productos de primera necesidad y también satisfacer su hambre.

OkiDoki cumple esas características y es una cadena de tiendas de conveniencia. Su concepto consiste en locales con un área promedio de 100 m2, con un horario comercial no menor a las 18 horas diarias, durante los 365 días del año.

Este negocio nació a mediados del 2010. Corporación GPF, que también es propietaria de las cadenas de farmacias Fybeca y SanaSana, decidió incursionar en este segmento nuevo en Ecuador.

Su experiencia en el sector del retail les permitió ingresar al mercado con mayor facilidad. En principio, abrió cinco locales en Quito y cinco en Guayaquil. En los primeros seis meses afinó su portafolio de productos y se eligieron las ubicaciones de sus locales.

Jeffry Illingworth, gerente de Desarrollo de Negocios de Corporación GPF, cuenta que lo que buscaban era "implementar tiendas que ofrezcan una amplia gama de productos, con horarios extendidos y a buenos precios".

Luego de casi tres años -dice- se han consolidado en el mercado capitalino y porteño. Pero indica que para llegar a su meta tuvieron que cerrar varios puntos de venta que no presentaban los resultados buscados. Asimismo, la retroalimentación con el público fue importante.

Illingworth comenta que en principio su oferta de 'fast food' era solo hot dogs, pero los clientes les sugerían que amplíen su gama. Ahora cuentan con una barra de alimentos que ofrece variedades de sánduches, nachos con queso, yogur natural y hasta sopas.

Los productos se encuentran distribuidos en perchas, por lo que el cliente puede elegir libremente según su necesidad. También cuenta con el servicio de recargas telefónicas, cajero automático, pago de servicios básicos, entre otros.

Al cierre del 2013, OkiDoki contaba con 23 locales (17 en Quito y seis en Guayaquil). Para este año prevé abrir 15 más en ambas ciudades; el costo de la apertura de cada uno está entre los USD 50 000 y 100 000. Hoy, registran, en promedio, 600 visitas por local, al día.

Luis Pástor, titular de la firma de investigación de mercados Advance Consultora, asegura que el modelo de tiendas de conveniencia busca competir con las tiendas de barrio. Este tipo de negocio, que nació en EE.UU. con firmas como 7-Eleven, goza de popularidad en la región en países como Argentina y Chile.

El posicionamiento de OkiDoki, explica Pástor, se debe a que en Ecuador entre el 35 y 45% de la población todavía compra en las tiendas de barrio. Sin embargo, por su ubicación, este tipo de comercios apuntan al público de clase media y media alta. Por ello, asegura, gozan de aceptación en las grandes urbes y es complicado que incursionen en ciudades pequeñas.

Belén Hurtado trabaja en una oficina del norte de Quito. Ella considera que comprar en este tipo de locales es conveniente debido a que allí encuentra un gran surtido de productos, desde snacks hasta alimentos para mascotas. "Necesitan más vendedores", opina Hurtado.

Expansión y servicio La franquicia. Corporación GPF espera consolidar su marca y entre sus proyectos está que OkiDoki se pueda comercializar como franquicia. Todavía no tienen una fecha establecida para ello.

Las formas de pago. La forma de pago en OkiDoki se la realiza a través de una tarjeta de débito o crédito y efectivo. Esto permite agilidad en el proceso y evita la discriminación de compra. El objetivo es satisfacer la necesidad de adquirir un artículo no planeado o urgente.